La crisis económica no afecta para nada al negocio del sexo

El negocio, en Norteamérica, disfruta de buena salud más allá de la actualidad económica. “Tú lo puedes ver. ¿Crees que esta cantidad de gente que está viniendo es muestra de que haya crisis?”, se pregunta en Canadá el organizador de “Everything to do with Sex”, la feria que espera que entre 30.000 y 40.000 personas durante tres días en Toronto.

kDesde juguetes sexuales, preferiblemente con pilas de larga duración, hasta reuniones para el de intercambio de parejas, la industria del sexo en Norteamérica está disfrutando de una salud que ya quisieran para sí otros alicaídos sectores del sistema económico.

Y sino que se lo preguntan a Mikey Singer, director de la feria "Everything to do with Sex", que se celebra hasta el domingo en Toronto, y que señaló a Efe que el sector se encuentra en un gran momento y que la crisis financiera casi no se ha sentido en la industria del sexo.

"Tú mismo lo puedes ver. ¿Crees que esta cantidad de gente que está viniendo es muestra de que haya crisis?", pregunta con una sonrisa en la cara mientras centenares de personas deambulan detrás de él entre los expositores de la feria.

En tres días, "Everything to do with Sex" espera que entre 30.000 y 40.000 personas visiten los 300 expositores distribuidos por el centro de exhibiciones de Toronto.

Desde las últimas novedades ergonómicas para proporcionar el máximo placer hasta productos empleados en tratamientos de belleza (como Botox) pasando por los habituales vendedores de películas pornográficas o indumentaria pícara, todos los ámbitos del sector están representados en la feria de Toronto.

Singer afirma que en los 10 años que se lleva celebrando "Everything to do with Sex" en Toronto, lo más destacado ha sido el creciente interés de las mujeres por todo lo relacionado con el sexo.

Hasta el punto de que "han perdido esa inhibición tan norteamericana y se empiezan a parecer a las mujeres europeas", afirmó Singer.

De todos, los que quizás más crecimiento están experimentando en los últimos 10 años son los de productos para incrementar la virilidad e iniciativas para intercambios de parejas, los "swingers".

Un representante de "Drive", uno de los productos para mejorar la virilidad, dijo a Efe que la empresa no tiene problemas para vender con o sin crisis económica y que en muchos casos son las esposas las que adquieren el producto para sus compañeros sentimentales.

"Todo el mundo quiere mejorar su situación íntima, especialmente si hay una crisis. Es un problema menos en su mente", dijo.

Sandi, la editora de la revista "Tryst", una veterana publicación para "swingers", también rechaza la idea de que el sector esté padeciendo la crisis económica, especialmente en el terreno de intercambio de parejas.

"Estamos en plena explosión" afirmó.

Y como prueba pone los resultados de la última iniciativa de su empresa, un crucero por el Caribe sólo para parejas interesadas en intercambios sexuales.

"En cuatro meses hemos vendido las 2.900 plazas. La demanda ha sido excepcional", explicó.

La empresa de Tabatha también se dedica a organizar eventos para parejas interesadas en explorar su sexualidad con otras parejas como el llamado "Teddy Bare Picnic" y que ella define como "Woodstock pero sin ropa".

El plan es un fin de semana de acampada en julio del año que viene al que ya se han inscrito centenares de parejas de Estados Unidos y Canadá para disfrutar de "la aventura de fin de semana más sensual y erótico imaginable".

Tanto Sandi como Tabatha explican que una de las ventajas que tienen sus compañías es que pueden atraer a miles de personas de los estados del norte de los Estados Unidos donde la práctica abierta del intercambio de parejas está penalizado por la ley.

En Canadá, desde el año 2005 los locales de "swingers" son legales gracias a una sentencia del Tribunal Supremo del país.

El argentino-israelí Shlomo Benzion ha sido uno de los que mejor ha aprovechado la legalización. Su local en Toronto "Wicked Club" se ha convertido en quizás, el más importante de Canadá y que atrae cada año a miles de personas procedentes de Estados Unidos.

En "Everything to do with Sex", Benzion promueve lo que el denomina "vida alternativa hedonista" mientras última los detalles de la expansión del "Wicked Club" en Canadá, Estados Unidos y Suramérica.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 14:59
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial