Ex militar mata a un joven por error tratando de vengar a su hija

Por el crimen Luis Ledesma está acusado de homicidio simple y, según el fiscal, “a esta carátula sólo se le puede sumar la alevosía”, ya que lo cometió antes de la Reforma Penal de 2005. Ahora el fiscal tiene dos años para enviarlo a juicio, ya que si no lo hace prescribirá la causa.

Luis Oscar Ledesma, militar retirado del Ejército y ex combatiente en la guerra de Malvinas, fue detenido por la Policía acusado de haber asesinado a un joven, en octubre de 1999, en venganza por la muerte de su hija en un accidente de tránsito, en marzo de ese año. Lo peor del caso es que Ledesma, se equivocó de persona y mató a un muchacho que nada tenía que ver con la muerte de la joven.

El 28 de marzo de 1999, Elizabeth (20) se escapó a bailar con una prima y dos jóvenes a Carlos Paz. Volvían agotados y felices, cuando en una curva el Fiat 147 en que viajaban se dio vuelta. Elizabeth murió. Sus tres acompañantes sobrevivieron. Ledesma, estragado por el dolor, juró venganza contra el conductor del auto, Enzo Romero (22).

En octubre, un hombre que manejaba un Peugeot 504 interceptó a una camioneta Trafic de la empresa Arcor, con dos empleados a bordo, se bajó con una pistola 9 milímetros, se asomó por la ventanilla de la Trafic, preguntó “¿Quién es Romero?” y en ese momento el muchacho que iba del lado del acompañante, identificado como Damián Romero, de 18 años, se quedó “paralizado”.

Según los investigadores, el hombre le dijo: “Con tu vida vas a pagar la vida de mi hija”, y lo mató de un balazo en la cabeza.

Ese día, este muchacho pagó con su vida el extraño designio de tener el mismo apellido de la obsesión de Ledesma y trabajar en la misma empresa.

Ledesma está acusado de homicidio simple y, según el fiscal, “a esta carátula sólo se le puede sumar la alevosía”, ya que lo cometió antes de la Reforma Penal de 2005. Ahora el fiscal tiene dos años para enviarlo a juicio, ya que si no lo hace prescribirá la causa.

Según los pesquisas, tras el crimen de Damián Romero, el 29 de octubre de 1999, Ledesma y su mujer se marcharon del pueblo. Y rumbearon para un apacible pueblito llamado Villas Las Rosas, a 11 kilómetros de Villa Dolores. Se asentaron –de acuerdo a los investigadores– en un campo de la madre del hombre.

Para detenerlo le hicieron creer que debía presentarse en la comisaría para firmar una supuesta notificación por una vieja contravención. Apenas entró a la seccional, dos policías de la División Homicidios de Córdoba lo detuvieron.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 10:00
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 10:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'