Un policía disparó contra una escuela durante un operativo

El hecho ocurrió en Córdoba. La Policía estaba persiguiendo a un joven y un efectivo disparó balas de goma que impactaron en el establecimiento. Los docentes encontraron más de 25 perdigones en el predio del colegio.

Córdoba. Autoridades del Ipem 338, de barrio Marqués Anexo, de la ciudad de Córdoba, denunciaron ayer que, en un operativo callejero para detener a un joven, un efectivo policial disparó balas de goma en dirección a la escuela. Para corroborar sus dichos, los docentes mostraron más de 25 perdigones que quedaron dentro del predio del colegio.

Según relataron autoridades, profesores, alumnos y vecinos del sector, alrededor de las 14.50, tres patrullas cercaron a un joven en la esquina de las calles Del Molino y Sánchez. Cuando los policías quisieron detenerlo, se produjo una batahola en la que intervinieron vecinos y familiares del muchacho. Hubo forcejeos, piedras que volaron y balazos de goma.

Los testigos agregaron que los efectivos que actuaron golpearon a algunas mujeres que quisieron evitar la detención.

El rápido procedimiento llamó la atención de los alumnos del colegio ubicado en esa esquina, que miraban la escena desde las ventanas de las aulas. Uno de ellos, que cursa tercer año y es hermano del que estaba por ser detenido, al darse cuenta de lo que pasaba, salió corriendo al patio del colegio y comenzó a tirar piedras, alambrado perimetral de por medio, contra los uniformados.

Ante esto, uno de los efectivos giró, apuntó en dirección del colegio y comenzó a disparar una andanada de balas de goma, según contaron.

El procedimiento duró casi media hora, hasta que el joven de 20 años y su padre fueron detenidos. Uno como sospechoso de haber participado en un robo calificado contra un camión de gaseosas, y el otro por resistencia a la autoridad.

Los vecinos aseguraron que el joven capturado nada tenía que ver con el asalto que le endilgaban.

En tanto, su hermano de 17 años que estaba en el predio del colegio sufrió dos heridas de bala de goma, una en la espalda y la otra en un dedo. Por su parte, un docente que también estaba en el patio terminó con un golpe en el omóplato.

Las autoridades remarcaron que si esa balacera se producía en medio de un recreo, las consecuencias habrían sido mucho peores.

Los vecinos denunciaron que en el operativo participó un cabo "que siempre se lleva a los chicos detenidos". "La hace fácil, porque viene al barrio, carga dos o tres chicos y entonces queda ante sus jefes como que estuvo trabajando", criticó Sonia, la madre del muchacho que ayer fue detenido. La mujer precisó la numeración de dos de los móviles que participaron del operativo: "4002 y 5314", dijo.

Fuente: La Voz


 
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 15:01
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 15:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'