Deportes

"Estas cosas me dan ganas de dejar el fútbol"

Lo dijo el volante de San Lorenzo, Alejandro Papú Gómez. "La gente se puede enojar y reprochar, pero esta vez se pasaron de la raya", afirmó.

Alejandro Gómez les respondió a los hinchas de San Lorenzo y aseguró que hechos como los del domingo lo hacen reflexionar sobre la posibilidad de retirarse. "Cuando pasan estas cosas me dan ganas de dejar el fútbol", afirmó el Papu en declaraciones exclusivas a Estudio Fútbol .

El mediocampista destacó que "la gente se puede enojar y reprochar, pero esta vez se pasaron de la raya". Además, agregó: "Este es un juego hermoso, pero ahora pienso en la posibilidad de volver a estudiar e inscribirme en la facultad, porque la verdad es que no me hace feliz".

Con respecto a su futuro, el jugador fue cauteloso. "No quiero tomar una decisión rápida. Espero terminar el campeonato de la mejor manera, sumar para entrar a la Copa Libertadores, y después se verá. Si tengo que dar un paso al costado por el bien del club o mío, no hay problema", manifestó.

El Papu Gómez recordó que "el semestre pasado se vivieron cosas peores con los incidentes en Ezeiza y las banderas en la cancha". En tanto, completó: "Esto influye para que los jugadores se quieran ir de la Argentina. La realidad que se vive es la de un país en el que ya no se puede estar".

En relación a la idea que tienen los hinchas sobre los futbolistas, el mediocampista fue rotundo. "Se piensan que venimos de otro planeta. Con 21 años, yo mantengo a mi familia. Mi hermano era drogadicto, estuve peleado con mi hermana y hace 15 años que no veo a mi papá", deslizó.

El jugador se refirió a los rumores que indicaban que los dirigentes querían sancionarlo y explicó que "ellos son los jefes y habrá que cumplir lo que digan". Incluso, desmintió que alguien del club le haya pedido perdón y, sobre la violencia, sentenció: "Lo único que falta es que maten a alguien".

Sobre lo sucedido, el Papu Gómez reconoció su depresión. "Es un momento horrible, no se lo deseo a nadie. Me cuesta levantarme para ir a entrenar, pero hay que dar la cara. Tal vez algunos se callan, pero yo tengo otra personalidad y lo que pasó fue una locura", expresó.

El ex Arsenal se mostró esperanzado con reivindicarse y remarcó que "esto se revierte en la cancha". Con algo de ironía y bronca acumulada, siguió: "Si jugás bien sos Maradona y si lo hacés mal sos el peor del mundo. Tendré que meter 50 goles en cuatro partidos para que la gente me vuelva a querer".

Con respecto a la expulsión ante Independiente, el jugador explicó lo sucedido. "Cuando Collado (Javier) me vino a sacar la amarilla, le dije que si lo hacía era caradura porque estábamos perdieron 3-0. Me parece que se excedió con la roja. Además, nunca me peleé ni insulté a nadie", cerró.

El mediocampista también subrayó que no se arrepiente de nada, ni siquiera de haber tirado la pelota afuera cuando Andrés Silvera estaba caído, y afirmó que "el Cuqui fue un ex compañero". Finalmente, concluyó: "Lo sentí así en ese momento, tengo códigos y lo volvería a hacer".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|09:42
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016