Capturaron al sospechoso de matar a un anciano en un choque

Caucete, San Juan. Cercado, así había quedado el sospechoso desde la misma noche del choque letal. Porque algunos testigos habían dado precisas descripciones del vehículo a los policías de la comisaría 9na. de Caucete: el conductor que atropelló desde atrás y mató a un anciano en bicicleta antes de fugarse, conducía una renoleta color crema con las aureolas típicas que hacen los chapistas previo a pintar. Ayer en la mañana, los uniformados llegaron hasta la casa del sospechoso en el barrio Area I, y se toparon con el mismo Renault 6 con una profunda abolladura en el techo y el parabrisas roto, claras señales de que el dueño de ese auto, el mecánico Oscar Rolando Heredia (44 años) tenía una vinculación directa con la muerte de Emeregilio Saavedra, de 70 años. Y quedó preso.

En la comisaría 9na. a cargo del comisario Dionisio Pastén y el subcomisario Antonio Pastrán, aseguraron ayer que no hubo resistencia de Heredia a acompañar a los policías hasta la seccional y tampoco a entregar su vehículo.

¿Qué dijo sobre el accidente?. Informalmente, habría relatado que no pudo evitar el impacto por un enorme y profundo agujero que carcomió la mitad del asfalto en esa angosta y oscura calle, la avenida De los Ríos. Que intentó esquivar ese bache, igual que el ciclista y que luego de atropellarlo se fue porque sufrió una crisis nerviosa, dijeron fuentes policiales.

El siniestro había ocurrido alrededor de las 20:45 en avenida De los Ríos y Caseros cuando Heredia y Saavedra transitaban en el mismo sentido, hacia el Oeste.

Saavedra era un hombre que a pesar de sus 70 años y su jubilación como empleado de finca, seguía trabajando en una carnicería. Con su esposa Paula Cortez tuvo 10 hijos, todos vivos, y a través de ellos consiguió más de 20 nietos.

Ayer, su familia lloraba hondamente la pérdida de ese hombre. "Era un excelente padre, abuelo, tío... era una excelente persona. Trabajaba en una carnicería y la carne que le daban ahí la ponía en el carrito y salía a entregársela a la gente pobre que él conocía, siempre lo hacía en Caucete, lo conocían y lo querían todos", dijo entre lágrimas, Analía Zamora, una de sus nueras.

Y precisamente en una de esas misiones solidarias había andado Saavedra en su último día. El domingo salió de su casa en el barrio Felipe Cobas con algo de carne rumbo a Pie de Palo. Y de allí volvía cuando lo chocaron desde atrás de manera tan violenta que llegó sin vida al hospital de Caucete.

"Queremos que se haga justicia. Que la gente que vio lo que pasó vaya y atestigüe para que ésto no quede en nada, porque le puede pasar a cualquiera", reclamó Zamora.

En la comisaría 9na. estaban convencidos ayer de que con las "contundentes pruebas" que recolectaron, el caso sobre la muerte de Saavedra, quedó esclarecido.

Fuente Diario de Cuyo
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 08:22
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 08:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial