El padre del joven agredido en el recital de Viejas Locas apunta contra la Policía

El padre de Rubén Carballo, el joven de 17 años que sufrió graves heridas en los incidentes que se registraron previo al recital en el estadio de Vélez, indicó que las lesiones que tiene su hijo son de una "terrible represión" por la que responsabilizó a la Policía. Mirá el video de la represión.

El padre de Rubén Carballo, el joven de 17 años que está en coma debido a los incidentes previos al recital de Viejas Locas en Velez, señaló a la Policía como responsable de las agresions sufridas por su hijo. Asimismo, el hombre indicó que a su hijo lo encontraron con "la billetera, la entrada y el celular encima" y que tiene marcas de "pintura, balas de goma y bastonazos en el cuerpo".

La Policía señaló que el joven se habría caído desde un paredón cuando intentó colarse, pero los familiares y amigos de Rubén aclararon que el chico tenía la entrada para ingresar al recital desde hacía dos meses.

"El pronóstico es reservado", informó hoy Mirta Sáenz, la directora del Centro Gallego, donde se encuentra internado el joven, quien sufrió fractura de cráneo y está en coma con asistencia respiratoria mecánica.

"Estamos luchando por su vida" señaló la doctora y subrayó que "la realidad es que está muy grave", al tiempo que aclaró que no se puede determinar "el mecanismo de producción de la fractura".

Cuando se produjeron los incidentes entre la policía y los fanáticos de la banda liderada por "Pity" Alvarez, los amigos de Rubén lo perdieron de vista.

El joven fue encontrado ayer a las 14:00, debajo de un puente de la avenida Juan B. Justo, cerca del predio deportivo de Vélez, inconsciente y con un fuerte golpe en la cabeza.

"Le pegó la Policía y cuando se dieron cuenta de lo que habían hecho lo dejaron tirado como a un perro", afirmó hoy su amigo Claudio.

En tanto que desde la Correpi (Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional) denunciaron que se trata de un nuevo “caso Bulacio”. María del Carmen Verdú, abogada de la familia del joven asesinado en 1991 en un recital de Los Redondos, sentenció: “Cuando la policía vio cómo lo habían golpeado seguramente lo dejaron tirado. Todo el tiempo nos quieren hacer creer que son cosas del pasado, que ya no suceden”.

“Al leer los titulares de este caso, tranquilamente podrían ser los del día posterior a la detención de Walter. Ahora cobra importancia porque sucede en plena Capital Federal y con una banda de nombre, pero entre Bulacio y Rubén tenemos miles de casos similares”, indicó Verdú al diario Críticadigital.com.

Las primeras versiones que entregó la policía señalan que Rubén cayó “desde siete metros mientras intentaba colarse”. El padre de la víctima desacreditó esa hipótesis y no dejó lugar a dudas: “Mi hijo estaba manchado de azul, por la pintura del camión hidrante. Tiene marcas de los palazos y de los perdigones de las balas de goma”.

Antes del recital, la Policía intervino con un camión hidrante y gases lacrimógenos para dispersar a la gente que quería ingresar sin entrada. Por los incidentes, más de 30 personas sufrieron lesiones y unas 40 fueron arrestadas.

Mirá el video

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 02:49
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 02:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes