Guión y guion, formas válidas

Como ha contestado Ulises Naranjo, la forma “guión”, que tradicionalmente escribimos tildada, es tan válida como la forma “guion”, sin tilde.

 ¿Se había equivocado la Academia?

En realidad, hay fundamentos para una y otra grafía: la antigua, tildada, provenía de pronunciar la palabra como bisílaba, esto es, gui- ón. Si se lo hacía de ese modo, la palabra resultaba aguda y, al terminar en la consonante “n”, debía obligatoriamente tildarse. Del mismo modo, se había hecho con “truhán”.

 Pero, ¿y si se pronunciaba como lo que es realmente, o sea, como un monosílabo? En ese caso, como todo monosílabo que no se confunda con otro, no debe tildarse. Entonces, la solución fue para “guion”, pero también para “truhan”, “fue”, “fui”, “vio”, “dio”, “fie” (pretérito perfecto simple de “fiar”, “hui” (pretérito perfecto simple de “huir”), “riais” (presente del subjuntivo de “reír”) y tantas otras.

Y me anticipo a la pregunta: ¿la palabra “truhan” puede ser un monosílabo? Sí, porque esa “h” intermedia no impide que las dos vocales en contacto formen diptongo. Y entonces, al formarse ese diptongo, la palabra es monosilábica y, por ende, no debe llevar tilde.

En otras entregas, valdrá la pena aclarar otras dudas respecto de la acentuación, como así también de la separación en sílabas que, frecuentemente, suele hacerse mal.

Y si de participios se trata…

Deseo contestar al lector que se entusiasmó formando participios presentes: en realidad, tenemos muchísimos vestigios de participios presentes en nuestro español actual, algunos con valor sustantivo, como “estante” (el que está de pie), o como “estupefaciente” (el que hace o causa estupor), y muchísimos con valor adjetivo. El lector se animó a formar algunos y ¡bravo!, también se atrevió a insinuar otros, apelando a la virtualidad idiomática. En realidad, a un lingüista no le escandalizan las palabras que, como dijo alguna vez el genial Fontanarrosa en el III Congreso Internacional de la Lengua Española, allá en noviembre de 2004, en Rosario, “no son ni buenas ni malas”. Es el hablante (y he aquí otro participio presente) el que les atribuye connotaciones positivas o negativas y es cada comunidad la que toma unas y desecha otras. ¡Fascinante (participio presente) la lengua! ¿no lo cree así?

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

Opiniones (5)
11 de Diciembre de 2016|08:52
6
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nené. Aplaudo sus iluminadoras notas y me alegra que MDZ por fin haya abierto esta sección. Una inquietud: la palabra "hacedor", ¿es un neologismo ya aceptado? ¿Cuál es su uso fuera de la entidad literaria que le dio Borges? ¿Es necesariamente sinónimo de artista, artesano o de los muchos usos que le da la Secretaría de Cultura de la provincia?
    5
  2. Nené, como siempre muy nutritiva la nota. Tengo otra consulta, ha notado que mucha gente usa muy mal los condicionales? He escuchado mucho "si estaría hablando de..." cuando entiendo que debe usarse " si estuviera o estuviese", verdad? Es verdad que este tiempo verbal tiende a desaparecer? Gracias.
    4
  3. Es una carita que mira seria -.-, no mentira es broma. Muy buena la nota. Saludos.
    3
  4. Nené, me encantó la notita del participio presente. ¿Podría transcribir los que se animó a formar el lector? Muchas gracias.
    2
  5. Según la Academia, no se tilda "epifita". ¿Qué hacemos con los prefijos como "peri" y otros?
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic