Guaymallén: investigan si dos policías se quedaron con el arma de un ladrón en un arresto

La desaparición se produjo luego de un asalto ocurrido ayer. Varios testigos indicaron que a los ladrones, después de detenerlos, los efectivos les quitaron un arma. Pero ese elemento no apareció nunca. Por este hecho, la Justicia allanó hoy la Unidad de Patrullaje de Guaymallén. Revuelo y silencio en la Policía y en la Justicia.

Se produjo un gran revuelo en Guaymallén a raíz de una investigación que inició la Justicia porque un policía se habría quedado con el arma de un delincuente al que arrestó después de un asalto. Por este hecho se realizaron allanamientos, incluso en la Unidad Especial de Patrullaje del departamento, y el arma hasta el momento no fue hallada.

Desde el Ministerio de Seguridad no se informó las sospechas sobre el uniformado y el fiscal que investiga el hecho, Carlos Torres, tampoco quiso confirmar absolutamente nada sobre el caso, argumentado que “cuando tenga todo cerrado podré dar información”.

La investigación se inició a partir de la detención de dos individuos que asaltaron en la madrugada de este miércoles una vivienda de calle Castellano de Dorrego (Ver nota). Los autores del atraco fueron detenidos por la Policía cuando escapaban, y al lugar del hecho llegó, primero, un móvil con dos uniformados de la Unidad Especial de Patrullaje de Guaymallén; luego arribaron otros efectivos.

Pero la pesquisa está apuntada a los dos policías que llegaron primero. Sucede que a los ladrones les secuestraron algunos elementos que habían robado en la vivienda, donde una mujer fue la víctima y denunció que uno de los asaltantes le había apuntado con un arma de fuego.

La declaración de la mujer más otro testimonio complicaron la actuación de los efectivos que arrestaron a los sospechosos. “Un vecino, que declaró como testigo, aseguró que vio por la ventana cuando arrestaban a los sospechosos, y  que uno de los policías le sacaba el arma a uno de ellos”, explicó una fuente a MDZ. Aunque el fiscal Torres se negó a confirmar los dichos del testigo, tampoco lo negó.

Lo cierto es que la mujer denunció que le apuntaron con un arma, el vecino asegura haber visto que un uniformado le sacaba un arma al detenido, pero el arma nunca apareció ni figuró en el procedimiento policial que recibió la Justicia.

Para peor, “el testigo brindó detalles del arma con mucha precisión, por lo cual tiene mayor asidero el testimonio”, indicó la fuente.

También trascendió que el fiscal de Flagrancia Carlos Torres habría realizado otros allanamientos, además del producido en la Unidad de Patrullaje de Guaymallén (San Lorenzo al 500) y todos dieron resultados negativos.

Sin embargo, tal como manifestó el magistrado, la investigación continúa y espera tener mejores resultados en las próximas horas. Mientras tanto, hay preocupación y hermetismo en la Justicia y la Policía.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 11:25
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 11:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No era que Guaymallen era un ejemplo en cuanto al comportamiento de los policias? Al final los milicos son peor que los delincuentes. Sin embargo los jefes de ese departamento son el ejemplo a seguir en la policia. Y si no preguntar al arreglador del jefe de la unidad especial de patrullaje.
    1
En Imágenes