Deportes

River Plate, a puro contraste: museo nuevo y calculadora en mano

River Plate, uno de los dos clubes más populares de Argentina, vive horas de contrastes marcados: su flamante museo fue inaugurado oficialmente en la noche del lunes, mientras sus hinchas echan mano ya a la calculadora, resignados ante la pobre campaña que tiene a su equipo casi en el fondo de la tabla.

River Plate, uno de los dos clubes más populares de Argentina, vive horas de contrastes marcados: su flamante museo fue inaugurado oficialmente en la noche del lunes, mientras sus hinchas echan mano ya a la calculadora, resignados ante la pobre campaña que tiene a su equipo casi en el fondo de la tabla.

"Estamos viviendo momentos particulares, en los que las cosas no están yendo bien", agregó Aguilar, quien rompió con sus palabras seis meses de silencio con la prensa. Es tan aciago el presente futbolístico del club, que los jugadores optaron por no asistir a la inauguración del museo, con excepción de un juvenil, Erik Lamela.

Tras perder el sábado ante uno de los líderes del torneo Apertura, Newell's Old Boys, River comparte el puesto 16 de la tabla, a seis fechas para el cierre del certamen. Así las cosas, no sería de extrañar que el club que más títulos ganó a nivel local (33) iguale su peor campaña histórica, el último lugar ocupado en el Apertura de 2008, hace apenas 12 meses atrás.

Aquella campaña paupérrima fue seguida de otra mediocre en el siguiente Clausura. Y como la cosecha de puntos no mejoró en el actual torneo, el equipo de la banda roja mira ya de reojo la tabla de descenso, en la que apenas aparece con tres equipos por debajo antes de la línea de Promoción.

Si bien todavía lo separan 16 puntos de Gimnasia y Esgrima de La Plata, equipo que al día de hoy debería dirimir su permanencia en primera división con otro del ascenso, el panorama podría empeorar definitivamente para River en la temporada 2010-2011, cuando ya no pueda contar para el promedio con los puntos del Clausura 2008, cuando sorpresivamente fue campeón de la mano de Diego Simeone.

El presente de River es tan malo, que el equipo ahora dirigido por Leonardo Astrada -quien reemplazó a Néstor Gorosito hace apenas unas fechas- casi con seguridad se perderá la próxima Copa Libertadores, tras 15 participaciones consecutivas.

Tanta opacidad contrasta con el lustre del Museo River, que se levanta junto al estadio Monumental en un predio de 3.500 metros cuadrados y que según los dirigentes es el más grande y moderno en su tipo.

Dividido en áreas temáticas, impresionan sobre todo una especie de "túnel del tiempo" que transporta al visitante por los 108 años de historia del club, década a década-; una maqueta de grandes dimensiones del estadio -en un área en la que se documenta el trayecto de las canchas de River por la ciudad de Buenos Aires, desde su natal barrio de la Boca hasta la actual y más recoleta zona de Nuñez-, y una locomotora en tamaño natural que representa al famoso equipo de la década del 40 conocido como "La Máquina".

Además, hay un espectáculo audiovisual con proyección periférica y secciones en las que se rinde homenaje a todos los jugadores que vistieron la camiseta rojiblanca, los futbolistas que pasaron por la selección argentina, los goleadores, los entrenadores... con una concepción interactiva.

A falta de los actuales jugadores, sí pudo verse en la ceremonia a viejas glorias, casi como si se hubiera tratado de fantasmas surgidos de las páginas felices de los libros de historia del club.
Opiniones (1)
7 de Diciembre de 2016|17:15
2
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SERA VERDAD ? DICEN QUE HAY UNA EXHIBICION DE HELADERAS, FREEZER, EQUIPOS DE AIRE ACONDICIONADO, Y POR SUPUESTO UNA COLECCION DE COPAS INTERNACIONES CINDOR, MUERTOS SE VAN PARA LA "B",....
    1
En Imágenes