Deportes

Murió el arquero de la selección de Alemania

Robert Enke perdió la vida al ser alcanzado por un tren en un cruce ferroviario cerca de Hannover. Era el favorito para la titularidad del arco alemán en el campeonato mundial de Sudáfrica 2010.

El mundo del fútbol alemán se vio hoy conmocionado por la muerte del portero de la selección alemana, Robert Enke, que al parecer se suicidó a los 32 años.

El arquero del Hannover de primera división perdió la vida al ser alcanzado en horas de la tarde por un tren en un cruce ferroviario cerca de su domicilio en la localidad de Neustadt, cercana a Hannover.

Según la Policía, los indicios apuntan a que se quitó la vida, informó la policía. Enke sufrió un gran golpe hace tres años al morir su hija Lara, de dos, a causa de una dolencia cardíaca congénita.

El deceso de Enke causó profundo dolor en la concentración de la selección alemana en Bonn, que se prepara para disputar un amistoso con Chile, el próximo 14 de noviembre en Colonia, y otro con Costa de Marfil, cuatro días más tarde.

Enke no había sido convocado para poder recuperarse plenamente de una infección intestinal bacteriana que lo mantuvo alejado de la selección mayor en los últimos cuatro encuentros internacionales.

Sin embargo, el guardameta había vuelto a la cancha el domingo en el partido de liga contra el visitante Hamburgo, que acabó en un empate de 2-2.

Los directivos y jugadores de la selección recibieron la triste noticia poco después de efectuar los primeros entrenamientos preparatorios para el duelo con Chile en horas de la tarde.

"Estamos todos conmocionados, nos faltan las palabras", dijo el director deportivo del once germano, Oliver Bierhoff.

También el presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Theo Zwanziger, manifestó hondo pesar: "Estamos consternados y llenos de dolor. Sentimos con la esposa de Robert Enke y su familia".

Aún no se sabe qué decisiones tomará la dirección deportiva de la selección alemana sobre los preparativos para el partido del sábado contra Chile en Colonia.

Para la mañana del miércoles estaba previsto que el plantel realizara unas prácticas y para el mediodía una rueda de prensa. "Todavía no sabemos qué hacer el miércoles", comentó el director de prensa de la selección, Harald Stenger.

Enke debutó el 28 de marzo de 2007 con los colores germanos contra Dinamarca en Duisburgo en un encuentro que acabó con victoria de 1-0 de los visitantes.

En los otros siete cotejos su equipo obtuvo cinco victorias y dos empates. El último partido con la selección lo disputó en la capital de Azerbaiyán, Baku, el 12 de agosto de este año, con un triunfo de 2-0 para los alemanes.

Enke fue convocado por primera vez para el seleccionado para la Copa Confederaciones de 1999, pero sólo ocupó el banco.

Siete años más tarde, el portero del Hannover fue nominado nuevamente y se hizo cargo del arco el año pasado al abandonar el veterano Jens Lehmann.

La infección intestinal le impidió jugar los partidos decisivos para la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, pero el entrenador alemán, Joachim Löw, le había dejado claro que era el favorito para la titularidad de la meta germana para el Mundial del próximo año.

El presidente del Hannover, Martin Kind, dijo a dpa estar seguro de que el deceso de Enke "no tiene nada que ver con el fútbol". "Es un horror", dijo Kind. "Uno espera que pasen muchas cosas en la vida, pero no algo así".

"Su estado emocional era inestable", aunque la gente no se diera cuenta de ello, relató Kind. El dirigente explicó que Enke seguía afectado por la muerte de la hija, pese a que junto con su esposa habían adoptado luego a una niña.

En Imágenes