Condenan a tres jóvenes por abusar de una madre y su hija en un asalto

El hecho por el cual ahora fue dictada la sentencia había ocurrido en marzo del año pasado, en una vivienda de la capital mendocina, donde los tres delincuentes apuntaron con un arma a la cabeza de un bebé para intimidar a toda la familia, violaron a su madre y abusaron de la hija mayor de la mujer, de apenas 11 años.

Mendoza. Tres jóvenes -dos de ellos hermanos entre sí- fueron condenados a penas de 13 y 14 años de prisión al ser hallados culpables de los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante" de una madre y su pequeña hija de 11 años, además de robo agravado.
  
El fallo del tribunal -presidido por Roberto Uliarte e integrado por los ministros Pedro Funes y José Virgilio Valerio- fue dado a conocer en la víspera, y coincidió con el pedido del fiscal de cámara Adelmo Argüello.
  
Los tres condenados son los hermanos Diego Carlos Rosales Pereyra, alias "Tres Dedos", de 27 años; Marcos Alejandro Pereyra, de 29, y Walter Fabián Páez Reynoso, de 31, quienes se hallaban alojados en la Penitenciaría local, según destacó el diario Uno de esta ciudad.
  
Tras el fallo del Tribunal, los tres condenados regresaron a la Penitenciaría.
  
El debate se realizó a puertas cerradas debido a que se trataba de un delito de instancia privada.
  
Al conocerse el resultado del veredicto, una familiar de uno de los condenados se desmayó en el pasillo, debiendo solicitarse la asistencia de un médico.
  
Apenas fueron sacados de la sala, ante la presencia de las cámaras fotográficas, los condenados comenzaron a proferir insultos de distinto calibre.
  
Peor aún fue cuando los penitenciarios los subieron al ascensor de detenidos, donde comenzaron a golpearse contra uno de los espejos y forcejearon con los agentes.
  
Sin embargo, quedaron reducidos en pocos segundos y fueron trasladados a la alcaidía, desde donde los llevarían a descontar la pena en la cárcel de Boulogne Sur Mer, según se detalló.
  
El hecho por el cual los tres detenidos se sentaron durante dos días en el banquillo de los acusados, ocurrió el 27 de marzo de 2008.
 
 Los sujetos –dos mayores y otro que en ese entonces era menor de edad– entraron a una vivienda ubicada en el barrio Olivares, de esta ciudad, habitada por la mujer y sus tres pequeños hijos -la mayor de éstos, de 11 años-.
  
Cuando estuvieron dentro de la casa, uno de los delincuentes apuntó a un bebé con una escopeta y abusó seguidamente de la madre.
  
Otro cómplice también la "manoseó" y el tercero trató de violar a la nena de 11 años, pese a los gritos desesperados de la mujer que pedía que no tocaran a su hijita.
  
No conformes con el terror que habían sembrado, la banda de delincuentes decidió robar un televisor, un reproductor de DVD, un celular y también un lavarropas.
Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 05:57
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 05:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia