Deportes

Otra vez los hinchas de Huracán obligaron a suspender un partido

El encuentro entre Huracán Las Heras y el CEC por la última fecha de la Liga Mendocina fue suspendido por la invasión al campo de juego de los simpatizantes lasherinos, que robaron la ropa de los jugadores.

El partido en el General San Martín transcurría con cierta normalidad ganaba el visitante Club Empleados de Comercio por 2 a 1 sobre el local Huracán Las Heras y sólo se presentaba como inquietud para los pocos presentes en el estadio conocer si los locales podrían llegar a la igualdad.

Pero nada fue lo que parecía, cuando el cotejo llegaba al pitazo final y entre las desprolijidades propias de estos partidos que se juegan por nada importante, llegó un hecho inusual.

Algunos de los simpatizantes de la número “1” pasaron el alambrado olímpico en limpio de un salto y coparon el terreno de juego con la intención de apoderarse de algún “trofeo especial”, que lógicamente después se luce en la campaña venidera en los pechos de los muchachos de la popular.

Ante esta inesperada situación, los jugadores  optaron por fugarse rumbo a los túneles para evadir la situación, pero poco pudieron hacer y los metros recorridos se interrumpieron por los más veloces de la tribuna que con fiereza detuvieron su marcha y desvistieron a los players por completo, así fueron cayendo en la trampa casi todos los componentes del primer equipo y sólo se interrumpió su “sed de hurto” cuando la policía tomó cartas en el asunto.

Ante esta situación el árbitro del partido decidió parar las acciones de inmediato y suspender el pleito.
En Imágenes