Sin "chiquitolina", reduce la cabeza de tu mascota

Es un argentino y encontró una manera original de ganarse la vida, Su profesión es achicar cabezas, por el trabajo cobra unos 2000 dólares y le va bastante bien. Aseguran que es el único en el mundo que hace esta actividad.

El Chapulín Colorado se tomaba la pastilla de chiquitolina y reducía su tamaño para luchar contra el mal. En este caso, este hombre lo hace con ciencia pura.

Es insólito pero verdad. Se llama Oscar Silvestre León, tiene 64 años y hace 50 que practica esta actividad de reducir las cabezas.

Lo llaman también el jíbaro de las pampas,  aunque los jíbaros ya no hace este trabajo, Oscar lo conserva como su principal actividad, por la cual cobra no menos de 2000 dólares por cabeza, literalmente hablando.

Este hombre se inició a los 14 años en esta actividad, vivía en Lobos, y se propuso momificar un terito que había fallecido en la casa de sus padres, pero accidentalmente lo comprimió hasta quedar irreconocible. “Quería tanto a ese terito que se me ocurrió momificarlo, ya lo había hecho con otros animales”, afirma el hombre en una entrevista que recientemente le realizaron en la Revista Noticias.

“En mi familia me veían como un bicho raro”, dice, “tenía un pequeño zoológico en casa, con nutrias, víboras, zorros y patos salvajes. Mi mamá me decía “Oscar, ¿a dónde vas a meter tantos animales? Ya bastante hay con el gallinero”. Una vez se me escapó una víbora que medía dos metros, terminó en la casa de un vecino. No sabés el escándalo que se armó”.

León sigue siendo un bicho raro. Se hizo reconocido como corredor profesional de rural bike en el interior de Buenos Aires. Mientras practica –hace unos 90 kilómetros diarios–, mata dos pájaros de un tiro: “Llevo siempre mi bisturí por si aparece algún animal muerto en la ruta. Soy muy rápido eh, no tardo más de 10 segundos. Sacar una cabeza es como quitar la tapa a un frasco”.

Pero volviendo a su rara actividad, Oscar cobra 2000 dólares por reducir una cabeza, pero la tarifa varía y sube, si el animal es muy grande. Oscar no cuenta su secreto para reducir las cabezas, sólo dice que usa ácidos y que es un autodidacta, además afirma que nadie más en el mundo hace este trabajo, ni siquiera los indios jíbaros, porque según dice, “ellos reducía sólo la piel, mi trabajo consiste en reducir la piel y huesos”.

Tiempo atrás, su historia dio la vuelta al mundo: lo entrevistaron medios de España, Sudáfrica, Omán, Alemania. La cadena Univision de Miami le dedicó un programa entero de una hora. Y un cineasta hizo un documental contando su asombrosa y minúscula carrera artística, lo llamó “OSL Reducciones”. El nombre de León aparecía en el noticiero “Sucesos Argentinos”, en el diario Clarín y en el crucigrama de la Revista Pato Donald.

Haga la prueba. Disque 02227-494457. Pregunte por el reducidor de cabezas o, si así lo prefiere, pregunte mejor por el jíbaro de las pampas, su sello artístico.

Fuente Noticias/Crítica Digital

Opiniones (1)
14 de diciembre de 2017 | 18:37
2
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 18:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. javier dellamagiore, eduardo duhalde, mateyko, badía. etc
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho