La frase de un pibe… bien

La tarde del sábado fui al supermercado con mis niños a buscar víveres para el domingo. Cuando llegué a mi casa, un auto azul estaba estacionado en mi puerta. “Visitas”, pensé, que no imaginaba encontrar.

La tarde del sábado fui al supermercado con mis niños a buscar víveres para el domingo. Cuando llego a mi casa, un auto azul estaba estacionado en mi puerta. “Visitas”, pensé, que no imaginaba encontrar. Un nudito nomás en la garganta y arremetí con las bolsas hacia la cocina. Se trataba de una familia que hacía varios años que no veía; jóvenes, con niños. Aprontamos unos mates, unas galletas, unas palabras sin sentido, de compromiso.

El hielo, se rompe siempre con estupideces en el principio de toda conversación. El fondo de la cuestión puede estar lejos, pero aparece en cualquier momento. La vida de stress, la dificultad de terminar con holgura el fin de mes. Un viaje del muchacho para desestresarse, a Buenos Aires, de donde es oriundo. El tema de los colegios, el tema de los maestros, el tema de las disciplinas en la escuela. El hastío de fin de año. Lo normal.

“El viaje me vino bien, fue una semana. Estuve con una comunidad de rastas en “el tigre”, y vos no sabes qué onda tenían los pibes. Muy tranquilos, mansos. Me explicaron bien el tema de la marihuana, y, la verdad, es que tenían razón; no les hace nada, es natural y además, son todos muy pacíficos. Para mí fue una experiencia muy buena, ahora los entendí. Y eran gente de guita, o clase media alta, no eran negros”- sentenció, como si ello le agregara valor a su comentario.

La noche arremetió sin permiso y dijo presente. Los niños no se conocían entre sí, y ya peleaban, curiosamente, con una violencia inusitada. El más chico de la familia visitante le pegó de alivio un linternazo seco a mi hijo mayor que estaba tranquilo en su computadora; de atrás, sin aviso, sin un por qué. El mismo niño, le intentó clavar una espada de juguete en un ojo a mi pequeño de cuatro años. Le apuntó al ojo, y, por suerte, erró. Mi nena, preguntaba nerviosa “cuándo se van papá”. Descontrolado, el violento enano maldito abrió la heladera sin más y saqueó la caja de alfajores. Sacaba de a dos en dos. No quedó ni un rastro de chocolate en el paquete.

La charla giraba, se direccionaba, paradójicamente, hacia temas de inseguridad y violencia social. Opiniones superficiales. Típicas. No muy alarmantes. “No se puede vivir así”. “Está pesada la mano”. “Buenos Aires es tierra de nadie”. “Mendoza se le parece”. “Falta educación”. “Falta cultura”. “Faltan buenos sueldos para la policía”. Que con eso no alcanza, que hasta cuándo podrá durar todo esto, por más que el gobierno hiciese todo lo que en la charla se decía. De fondo, 100% lucha. Mis chicos, acostumbrados a las luchitas simuladas, no podían creer la ausencia de imaginación del niño desbocado y ansioso.

Pero llegó el momento de la gran medida al tema de la charla, la frase del remate, la solución final: “mirá Marcelo -me dijo el muchacho que no llegaba a los 30 años, con los ojos fijos en los míos- aquí hace falta matar a 30.000 tipos más, y se acaba el problema”. Su mujer se sonrojó de vergüenza. Se puso nerviosa. Intentó contradecirlo sin mucho entusiasmo. Yo no emití comentario alguno y serví el mate número 15 con la vista clavada en el chorrito que bajaba lento del termo y caía sobre una yerba lavada. Sábado a la noche. Nada por hacer. Mis chicos suspiraban porque las visitas partían, muy lentamente, pero partían. “A ver si nos hacemos un asadito pronto” -dijo el muchacho.

Opiniones (31)
21 de agosto de 2017 | 14:00
32
ERROR
21 de agosto de 2017 | 14:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Está buena la nota, describe una triste realidad con la que convivimos a diario. Lo que si me mató fue lo de los rastas que no eran negros y de guita "ta bueno para un personaje de capusotto eso :P" Saludos
    31
  2. Dale, hagan cagar a los derechistas del pais! y despues vemos quien trabaja... o vos crees que esto anda gracias a los que se la pasan haciendo manifestaciones!? y saqueando a los sindicatos!? es muy productivo lo de ustedes!!!
    30
  3. Marcelo, ¿qué les pasó a esos chicos? Seguro que mucho cyber y pelis violentas. Pero con lo que dijo el padre, ya se ve a quien van "copiando" Ojalá la mayoría de los niños y niñas no crezcan de esta manera, porque estaríamos perdidos. Un abrazo !!
    29
  4. Antídoto II
    Perdón. Se ve que así no era. Pego links, mejor. http://www.youtube.com/watch?v=DPzgW3c0ws4 http://www.youtube.com/watch?v=zKYIBelAG_8
    28
  5. Antídoto
    Aunque claramente en otro contexto histórico y cultural, al que tenga diecisiete minutos para invertir le puede servir recordar este discurso de integración y de paz, que ya tiene cuarenta y seis años. <object width="425" height="344"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/DPzgW3c0ws4&hl=en&fs=1&"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/DPzgW3c0ws4&hl=en&fs=1&" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="425" height="344"></embed></object> <object width="425" height="344"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/zKYIBelAG_8&hl=en&fs=1&"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/zKYIBelAG_8&hl=en&fs=1&" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="425" height="344"></embed></object>
    27
  6. asi estamos, esquivando todo el tiempo querido eduardoq. esto es un juego sin armas, solo opiniones y palabras
    26
  7. Neanderthal vitivinícola
    ¿Qué es un cabernícola? ¿un cavernícola que toma cabernet? ¿un nuevo cocktail de cabernet con cola?
    25
  8. Aunque no estoy de acuerdo en casi nada de lo que opina, le agradezco que se anime a largar notas discutidas como esta que nos permiten a todos opinar y poner en tela de juicio algunos de los más fuertes prejuicios discriminatorios que tiene nuestra sociedad, como por ejemplo el de que ser pibe bien es ser discriminador, sentirse superior y querer matar, lo que es como si lo hubiera escrito D'elía y la presidente. No se si Padilla piensa así, pero si esto es un juego que tiene con los lectores, bienvenido sea. Esta es lo divino de la democracia, no estamos de acuerdo pero todos podemos opinar.
    24
  9. Es sólo una mutación, un "aprendizaje", alguien le enseñó. A ese habría q buscar.....con treinta años es estúpido no querer tener futuro. Seguro es un mendocino medio, q luego de escuchar un partido en la AM lava el auto el sábado a la tarde, luego lava la vereda le pasa un buen lampazo pa q brille como aprendió de.....sus papis. Una canción dice..."estamos olvidando q bajo otros nombres son los mismos..." ¿Q pasaría si comenzamos a hacer rodar la idea de matar a todos los derechistas q encontremos?
    23
  10. Sin compartir para nada el pensamiento del Cabernícola q visitó tu casa, tengo q confesar q no dejé de sentir una cierta alegría por el momento "grato" (para mí) q te hicieron pasar el padre y sobre todo el hijo. Lamento q la linterna y la espada hayan tenido destino equivocado, muchos de nosotros las hubiéramos dirigido, o metido en otro lugar.
    22
En Imágenes