En un allanamiento rescatan invaluables piezas arqueológicas

Zapala, Neuquén. Efectivos de Interpol en conjunto con oficiales de la subdelegación local de la Policía Federal llevaron adelante un allanamiento donde lograron incautar una importante colección de piezas arqueológicas y paleontológicas presuntamente destinadas a la comercialización en el mercado negro.

El operativo se desarrolló en la estancia "Pesqueira", ubicada a unos 80 kilómetros de Zapala en dirección a Aluminé. De acuerdo con los datos brindados ayer por fuentes oficiales se trataría de elementos que eran ofrecidos en el mercado negro internacional.

El propietario del campo, un estanciero radicado en esta localidad, quedó afectado a la causa que está caratulada como presunta "Infracción a la ley 25.743" que tutela los bienes arqueológicos y paleontológicos. El expediente tramita ante el juzgado federal 5 de Capital Federal, a cargo del juez Norberto Oyarbide. Fue el magistrado quien ordenó el allanamiento.

Si bien los investigadores no brindaron detalles sobre el procedimiento, trascendió que el mismo se produjo el jueves en el domicilio particular del propietario de la estancia.

De allí, los pesquisas se trasladaron al campo ubicado a la altura del paraje Espinazo del Zorro, sobre la Ruta 46 que une Zapala con Aluminé.

Cuando los efectivos ingresaron al casco de la estancia se encontraron con una importante colección conformada por todo tipo de piezas que, de acuerdo a la acusación, serían ofrecidas para su comercialización en el contexto del mercado internacional con valores en dólares o euros. Entre los cientos de elementos había moldes de fósiles cuya antigüedad se desconoce y objetos al parecer elaborados por los pueblos originarios de la Patagonia.

Si bien no se precisó la cantidad ni el valor que alcanzaría el volumen del material secuestrado, una fuente consultada adelantó que el monto "sería millonario".

La investigación fue iniciada de oficio por miembros de Interpol que pertenecen al área de protección del patrimonio cultural. Todos los elementos secuestrados serán remitidos al juzgado capitalino para un relevamiento pericial a fin de determinar su procedencia y características individuales.

El estanciero, por su parte, permanecerá en libertad pero afectado al avance de la investigación. El delito que se le imputa prevé penas de hasta dos años de prisión.

Más allá de valor económico que puede llegar a alcanzar la colección, los investigadores advirtieron sobre su importancia incalculable a nivel científico.
Fuente Diario Río Negro
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 21:38
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 21:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho