Agua: el interventor de OSM advirtió que el verano será "difícil"

Gonzalo Dávila explicó que los caudales estarán dentro de los parámetros normales e históricos. Sin embargo, los problemas se generarán por la falta de infraestructura que sufre la empresa provincial de agua.

“De acuerdo a lo que nevó este invierno y lo que se prevé, tendremos los caudales normales e históricos pero va a ser un verano difícil, aunque más relacionado con la falta de infraestructura que con la falta agua”, reconoce el interventor de Obras Sanitarias Mendoza, Gonzalo Dávila.

De todas maneras, el funcionario se encarga de aclarar que “a diferencia  de lo que pasa en Córdoba, nuestra fuente de agua está relacionada con los glaciares y lo que puede hacer crítico el panorama del verano responde  a si nieva o no durante el invierno”.

“Si lo proyectamos a largo plazo, tendremos que buscar la forma de mitigar la reducción de los glaciares. Pero, lo cierto es que el mal estado de  los establecimientos potabilizadores, la falta de  capacidad operativa para potabilizar y las deficiencias de conducción a través de las cañerías provocarán un escenario crítico”, admite Dávila.

A su vez, el responsable de conducir los destinos del suministro domiciliario de agua potable apuesta a la responsabilidad de los usuarios para evitar que el sistema colapse. “La gente debe entender que si bien el sistema tarifario es un sistema plano, el recurso sigue siendo escaso y que producir cada litro de agua cuesta mucho esfuerzo y mucho dinero, aunque ese dinero no lo pague el usuario al derrochar es dinero que no se tiene disponible para hacer obras. Si lo gastamos ahí no lo podemos gastar en otro lado. Hay zonas de Mendoza que por su ubicación geográfica son privilegias respecto de otras, porque aunque haya baja presión en algunas zonas casi no se nota en otras se nota mucho. El derroche donde no se nota, prácticamente deja sin agua al resto”, sentencia.

Dávila pretende, además, dejar claro que esta problemática es heredada de la anterior gestión de la empresa y lo que él está haciendo “es blanquear la situación. Antes había problemas y no se explicaba por qué. Con algunas obras estamos tratando de mitigar esta situación, que mejore levemente o que al menos no se agrave. Lo que simplemente estoy diciendo es la verdad, cosa que antes no pasaba”.

Los cortes de octubre

“Ha habido cortes por motivos diferentes. Un par fueron por operaciones extraordinarias de limpieza del acueducto de Potrerillos, largos y muy extensos, por precaución ante el conocido tema del manganeso y otro fue durante toda una noche para recuperar reservas del establecimiento Benegas, porque tenía muy poca agua para potabilizar y un consumo domiciliario muy alto”, explica Dávila.

El manganeso

“Sería imprudente decir que no existe la posibilidad”, admite el interventor y agrega que aunque se han tomado las medidas para disminuir la chance de que ocurra nuevamente “no podría garantizar que no aparezcan residuos, aunque si estoy seguro que de suceder no será de la gravedad de ocasiones anteriores”.

El futuro de la intervención

“La intervención es por un plazo de 180 días  y se cumplieron ya los primeros 90. Aunque existe una posibilidad de prorroga por 180 días más, esa información no la manejo. Lo que si descarto es que la empresa vuelva a manos del anterior operador. Pero, todo depende de lo que políticamente se resuelva sobre cuál es el modelo empresa que pretenda dársele”, resume Gonzalo Dávila.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 07:58
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 07:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial