Padres de la beba que murió en Lavalle fueron acusados de homicidio agravado

La fiscal especial Claudia Ríos le cambió la carátula al expediente. Sobre los progenitores de Carolina Ayelén Videla, de 9 meses, pesaba la acusación de "abandono de persona", pero los resultados forenses determinaron que la niña fue asesinada a golpes y también abandonada. Por ello, la magistrada los imputó y envió al Penal.

Carolina Ayelén Videla (9 meses) murió el pasado 14 de octubre y sus padres argumentaron que se había caído, ya que su cuerpo presentaba distintas lesiones. Los primeros estudios determinaron que la beba no había recibido atención inmediata de los progenitores, pero el último informe del médico forense los complicó. Los resultados de esos exámenes fueron enviados a la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos, quien les imputó a los padres el delito de homicidio agravado por el vínculo y los envió a la Penitenciaría.

Las sospechas que tenía la Justicia sobre la muerte de la beba lavallina se confirmaron este jueves con el informe del médico forense. Carolina Ayelén fue golpeada intencionalmente provocándole un traumatismo encefalocraneano, que derivó en un estado de coma del que nunca salió y murió.

En aquel momento, las declaraciones de sus padres aseguraron que el día 14, alrededor de las 14.30, la niña se cayó de la cama y quedó inconciente. El padre, Sergio Videla (28), dijo que él estaba con la beba en la casa mientras su madre, Romina Zalazar (42), se encontraba trabajando.

Videla expresó que cuando llevaba a la niña al hospital, en el camino, se encontró con su esposa y juntos fueron hasta el centro asistencial, donde ingresó sin vida. El matrimonio fue acusado por el delito de abandono de persona, ya que la niña también presentaba un cuadro de desnutrición.

La necropsia arrojó que Carolina Ayelén tenía golpes en el rostro, abdomen y tórax, por lo cual no podría haber caído de la cama, como dijeron sus padres.

La fiscal Ríos le solicitó al forense un detalle pormenorizado de la necropsia, cuyo resultado complicó aún más a los progenitores.

La magistrada le dijo a MDZ que “las lesiones que presentaba la niña no son compatibles con una caída”, según le informó el forense, y que además “algunos de esos golpes fueron producto de haber arrojado a la niña” contra una superficie sólida.

Pero Claudia Ríos fue por más; teniendo en cuenta que su papá dijo que la beba cayó de la cama y llevaba al hospital a las 14.30 del día 14 de octubre, le solicitó al profesional que determinara la hora en que se produjeron los golpes. “Según el informe, los golpes se produjeron entre 14 y 16 horas antes” de que la llevaran al centro asistencial, explicó la fiscal especial.

Con estas pruebas, y otras que posee Ríos en la investigación, imputó a los padres por homicidio agravado por el vínculo, delito que tiene como pena reclusión perpetua. Al respecto, la magistrada solicitó que los acusados dejaran las celdas de Contraventores y sean trasladados a la Penitenciaría.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 04:32
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 04:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'