Deportes

A 100 día de los Juegos, la fiebre olímpica nace en Vancouver

Las instalaciones deportivas están listas desde hace tiempo, la ciudad brilla y el recorrido de la antorcha por todo el país va acompañado del grito "Go Canada": mañana faltarán sólo 100 días para los Juegos Olímpicos de invierno de 2010.

Las instalaciones deportivas están listas desde hace tiempo, la ciudad se pone guapa y el recorrido de la antorcha por todo el país va acompañado del grito "Go Canada": mañana faltarán sólo 100 días para los Juegos de invierno de 2010 y la fiebre olímpica ya se deja sentir en Vancouver.

"Es un poco como los deportistas en los vestuarios: todo lo que se puede preparar está ya listo", explicó John Furlong, jefe del comité organizador de la ciudad (VANOC). "Nos podemos concentrar en organizar un evento emocionante y alegre", agregó.

Los numerosos problemas financieros de los últimos meses parecen ya olvidados. Los costes por la construcción de la villa olímpica ascendieron a 1.100 millones de dólares canadienses (más de 950 millones de dólares estadounidenses); el presupuesto para la seguridad quintuplicó el inicial y se fue hasta los 900 millones de dólares canadienses.

La falta de viviendas o el elevado precio de las mismas en la ciudad se han dejado a un lado, así como las grandes deudas que afrontará Vancouver como legado olímpico.

Furlong y los suyos ya sienten una gran satisfacción. Los escenarios en Vancouver y en la montaña, en Whistler, a 125 kilómetros al norte de la ciudad, están terminados. El Comité Olímpico Internacional (COI) ya atestiguó en agosto que los anfitriones estaban preparados. Sólo el entusiasmo de la población era algo que el VANOC no podía calcular. Y parece que también ese aspecto funciona.

Junto al pabellón para el patinaje de velocidad, el Óvalo Richmond, la línea de metro "Canada Line", de 19 kilómetros y que une el aeropuerto y el centro de la ciudad, es la única construcción nueva de los Juegos.

Ambas instalaciones han superado con éxito su bautismo y quedarán como legado para los habitantes, así como la renovada autopista "Sea to Sky", que une Vancouver con Whistler.

Arenas ya existentes como el Pacific Coliseum (patinaje artístico y short-track), el Canada Hockey Place (hockey hielo) o el imponente BC Place Stadium (ceremonias de inauguración y clausura y entrega de medallas) han sido ampliamente renovadas.

"Los Juegos de Vancouver serán un incomparable éxito", profetizó Rene Fasel, presidente de la comisión de coordinación del COI, que quiere participar financieramente de las pérdidas en caso de que el VANOC no pueda equilibrar los 1.700 millones de presupuesto. Una novedad para el ente rector del olimpismo.

"La crisis global no la podía prever nadie", mostró el presidente del COI, el belga Jacques Rogge, su comprensión por los problemas financieros del VANOC.

Furlong no puede esperar a que comience finalmente todo. "Mientras los atletas olímpicos y paralímpicos se preparan para dar en Canadá en febrero y marzo lo mejor de sí, pueden estar seguros de que nosotros también estamos bien preparados", aseguró. "El ambiente festivo en el paso de la antorcha es la mejor prueba", agregó.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic