Deportes

Kaká busca en su vieja casa reivindicarse en la nueva

El brasileño visitará mañana San Siro, el estadio que lo vio triunfar en el fútbol europeo, aunque lo hará con una nueva camiseta tras cambiar el Milan por el Real Madrid.

Pero no es tiempo de nostalgias, pues el centrocampista necesita una buena actuación en su antigua casa para contestar a las críticas en la nueva.

El duelo de la cuarta fecha de la Liga de Campeones europea no será un partido más para Kakà, quien a sus 27 años está inmerso en una nueva etapa de su vida futbolística tras seis años de apacible vida en Milán.

El Milan fichó a Kakà en 2003 por 8,5 millones de euros (12,7 millones de dólares) y seis años después el Real Madrid pagó ocho veces más por el "crack", ganador de un "Balón de Oro" durante su estancia en Italia.

Será un regreso emotivo porque además el brasileño dejó un gran recuerdo entre su antigua hinchada. Al contrario de lo que suele suceder con otros futbolistas que abandonan su casa de toda la vida, San Siro se prepara para aplaudir a uno de sus futbolistas más admirados por su afición durante toda la década.

"Por lo que he hecho en estos últimos años, espero que me traten bien, espero un buen recibimiento por parte de la afición", manifestó el brasileño nada más aterrizar en Milán junto con el resto de la expedición madridista.

Kakà siempre fue un anhelo del Real Madrid, pero sólo el regreso de Florentino Pérez a la presidencia blanca logró ese sueño para el club blanco.

Sin embargo, los comienzos de Kakà no están siendo fáciles. Tras recibir elogios en el arranque de la temporada, el impacto del juego del brasileño quedó francamente disminuido por actuaciones sin relevancia.

Por ejemplo, tampoco brilló en el duelo de hace dos semanas ante el Milan, cuando el Real Madrid cayó en su estadio por 3-2 ante el conjunto italiano y Kakà apenas apareció.

Así, ahora se habla más de futbolistas como Cristiano Ronaldo -ausente por lesión en las últimas semanas- o Gonzalo Higuaín, quien fue el sábado el mayor protagonista del triunfo por 2-0 ante el Getafe en la Liga española al marcar los dos goles.

Kaká se refirió hoy a las palabras de su ex compañero Marco Borriello, que en una entrevista dijo que el brasileño había bajado su rendimiento en los últimos años. "No he leído lo que ha dicho, pero estoy seguro de que estaba bromeando. Es un amigo y me conoce bien", aseguró.

Lo cierto es que el Real Madrid necesita al mejor Kakà, y más cuando el equipo navega en un mar de críticas. De hecho, la hinchada abucheó el sábado a sus jugadores antes de comenzar el partido ante el Getafe. Y uno de esos futbolistas era Kakà.

"Necesito más tiempo para mejorar mi juego", afirmó el brasileño hace dos semanas, avisando de que precisa partidos para superar el periodo de adaptación dentro de un equipo muy renovado respecto a la pasada temporada.

De la misma opinión participa el chileno Manuel Pellegrini, su técnico, quien hoy manifestó: "Como todos los jugadores que cambian de Liga, necesitan un periodo de adaptación. Aunque puede hacer más, Kakà hasta ahora siempre ha sido importante para nosotros. Tras este periodo, estoy seguro de que volverá a ser la misma estrella a la que todos conocen en Milán", declaró.

Pero tiempo no es una palabra que conjugue bien con la urgencia con la que vive el Real Madrid. El equipo necesita el triunfo en Champions y Kakà también necesita un buen partido para reivindicar un fichaje de 65 millones de euros (96 millones de dólares).
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|03:07
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016