Deportes

Los Wallabies, expuestos tras séptima derrota ante All Blacks

La selección de rugby de Australia quedó contra las cuerdas y sin posibilidad de esconder su malestar luego de haber sufrido la séptima derrota consecutiva ante Nueva Zelanda el sábado en Tokio, por la Copa Bledisloe.

La selección de rugby de Australia quedó contra las cuerdas y sin posibilidad de esconder su malestar luego de haber sufrido la séptima derrota consecutiva ante Nueva Zelanda el sábado en Tokio, por la Copa Bledisloe.

Los All Blacks ganaron el partido del sábado por 32-19, su carta victoria en la misma cantidad de enfrentamientos con Australia esta temporada, por lo que incrementaron la presión sobre su criticados rivales y su entrenador, Robbie Deans.

Frente a 44.000 espectadores, el conjunto australiano se mostró falto de potencia ofensiva y terminó cayendo pese a haberse ido al descanso ganando 16-13.

"¿Puede alguien decirme cuál fue la cuenta total de penales?", dijo Deans a periodistas, acusando a los All Blacks de utilizar tácticas negativas en el mejor momento de los Wallabies, sobre el final del primer tiempo.

"Sé que de los seis primeros penales, cuatro fueron en zona roja. Ellos probablemente hayan cometido algunos más cuando la pelota estaba en los rucks a un metro de la línea (de conversión)", protestó.

Sin el lesionado wing Sitiveni Sivivatu, una buena combinación y una defensa desesperada le permitió a Nueva Zelanda sobrevivir al asedio de su adversario para irse al entretiempo apenas tres puntos abajo.

"Es frustrante", resumió Deans. "Particularmente cuando uno tiene un partido programado en Tokio y está intentando promover el deporte. No creo que esto haya contribuido al juego", agregó.

El apertura y figura de Australia, Matt Giteau, también opinó sobre las presuntas tácticas negativas utilizadas por el equipo neozelandés.

"Llegamos a la línea de 22 varias veces, especialmente en la primera mitad, y la pelota quedó muerta cuando teníamos la oportunidad de hacer un juego ancho", remarcó Gitteau.

COSAS POSITIVAS

Aunque a Deans no le fue fácil rescatar cosas positivas del partido en Tokio, el entrenador esbozó una sonrisa cuando habló del primer try que sus dirigidos le convirtieron a los All Blacks desde el inicio de los duelos por la Copa Bledisloe.

"Me sentí muy conforme. Amenazamos mucho más y podríamos haber convertido más (tries)", destacó el entrenador.

Australia al menos mostró mayor espíritu de lucha e intensidad en el juego que en la derrota 33-6 que sufrió ante los All Blacks en su último partido por el torneo Tres Naciones seis semanas atrás.

"Estamos jugando al rugby de nuevo", insistió Deans, cuyo equipo viajó a Londres para iniciar una gira internacional por Europa. "Es una buena base de lanzamiento para nosotros", continuó.

Por su parte, el entrenador de Nueva Zelanda, Graham Henry, sonrió cuando se le preguntó si sentía que "su pie estaba en la garganta" de Deans.

"Es una pregunta interesante", indicó Henry. "Nosotros tomamos los tests muy seriamente porque hay mucha presión en Nueva Zelanda para que juguemos bien, sea contra Australia, Sudáfrica, Gales o quien sea", agregó.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|19:22
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|19:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes