Deportes

Button disfruta de su título antes del último GP del año

El piloto británico, que se coronó campeón del mundo de Fórmula 1 hace diez días en el Gran Premio de Brasil, confesó hoy en Abu Dhabi que está disfrutando como un niño de su victoria.

"No es un alivio, porque conseguir el título era mi mayor deseo. Es una sensación muy extraña. He cumplido un sueño de infancia. Cuando eres niño sueñas con muchas cosas pero no sabes si se harán realidad", explicó el piloto, que aún parecía estar en otra dimensión el jueves.

"Cuando empecé en la Fórmula 1 en 1999 pensé que había una posibilidad de que lo consiguiera", dijo. "Pero no pensaba que sería tan difícil. Creía poder desmarcarme únicamente por mi manera de conducir, aunque el automóvil no estuviera a la altura. Pero la Fórmula 1 no funciona así".

"Cada año fue más complicado, incluso cuando tuve una buena temporada", confesó el británico. "Así que conseguirlo en 2009, después de 10 años de carrera...", decía Button, "encantado" con el último campeonato, que "no cambiaría" por nada del mundo, "ni siquiera los malos días, que te hacen más fuerte".

La actitud de Button era la misma que la noche de su gran victoria, repitiendo una y otra vez "soy el campeón del mundo" a los periodistas congregados en una conferencia de prensa improvisada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

"Al final tuve que dejar de decir que era campeón del mundo, porque ya nadie me escuchaba", bromeó el británico, que quiso relatar sus seis días "geniales" desde que ganó en Sao Paulo.

"Los tres días siguientes trabajé para mis patrocinadores, para la escudería. Me pasé todo el miércoles por la tarde con el equipo en la fábrica. Fue muy emocionante, muy especial", teniendo en cuenta que Brawn GP, surgida de la antigua Honda F1, estuvo a punto de no participar en el campeonato de 2009.

Luego el nuevo campeón, en compañía de su novia, la modelo nipo-argentina Jessica Michibata y de algunos de sus amigos, voló hacia Dubai, un emirato próximo a Abu Dhabi, para disfrutar de algunos días de tranquilidad.

"Me dediqué a descansar, entrenarme y dormir en la playa. Estuve pensando mucho en el fin de semana en Brasil", confesó el piloto.

En respuesta a una pregunta sobre si había celebrado la victoria en Dubai, Button, conocido por gustarle salir de fiesta, dudó un momento y dijo que no celebró el título y que se limitó a "pasar un buen rato" con sus "amigos en Gran Bretaña", donde sí se divirtió.

Para el británico, víctima en el pasado de haber escogido las escuderías equivocadas, es hora de pensar en el futuro.

"No se como será después de haber ganado, es muy distinto de lo que me esperaba. Trabajo en esto desde que tenía 21 años. Siempre fue mi sueño convertirme en el campeón del mundo de Fórmula 1. Dediqué toda mi corta vida a esto", dijo el piloto de 29 años.

"Intentaré aprovechar al máximo este fin de semana en Abu Dhabi y empezaré a pensar en el año que viene y en los retos que me esperan cuando termine", explicó, relajado.

"De momento no miro demasiado lejos, sólo disfruto del momento", explicó. Carpe diem.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|10:01
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|10:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic