Mafia de los medicamentos: la defensa de Zanola volvió a recusar al juez Oyarbide

Según la defensa de los acusados, "las conferencias de prensa y otras apariciones en los medios masivos de comunicación que (el juez Oyarbide) ha brindado, con declaraciones sobre el caso, ha generado en los imputados una -a nuestro juicio atendible- inquietud, por el contenido de tales conferencias y declaraciones, que se traduce en un cierto temor de parcialidad en el juzgador".

Los abogados de la defensa del titular del gremio bancario, Juan José Zanola, y de su pareja, Paula Aballay, volvieron a recusar al juez federal Norberto Oyarbide, quien investiga la denominada "mafia de los medicamentos", esta vez ante la Cámara Nacional de Casación Penal.
  
Así lo hicieron los abogados al interponer un recurso de casación luego de que la Sala II de la Cámara Federal ratificara al juez Oyarbide al frente de la investigación.
  
Los abogados defensores Mario Fenzel, Federico Figueroa y  Armando Murature pidieron a la Casación que "cumplidos los  trámites de ley declare procedente el medio impugnativo presentado y que, por consiguiente, deje sin efecto el pronunciamiento judicial recurrido y disponga directamente hacer lugar a la recusación interpuesta en primera instancia o bien reenviar la cuestión a la Cámara de Apelaciones" para que lo haga.
  
Según la defensa, "las conferencias de prensa y otras apariciones en los medios masivos de comunicación que (Oyarbide) ha brindado, con declaraciones sobre el caso, ha generado en los imputados una -a nuestro juicio atendible- inquietud, por el contenido de tales conferencias y declaraciones, que se traduce en un cierto temor de parcialidad en el juzgador".
  
"Las afirmaciones periodísticas denotan inevitablemente, para cualquier observador neutral, un cierto ánimo de posible protagonismo en interés propio que podría, por consiguiente, hacer creer en los justiciables que el pleito se orienta en una determinada dirección procesal no objetiva", agregaron.
  
Al respecto, indicaron que "esa sola sospecha de posible parcialidad, con independencia de que exista efectivamente o no una actitud parcial, representa para el imputado una afectación de su derecho fundamental a sentirse ante un Juez cuya imparcialidad resulte inmaculada y justifica, según toda la normativa vigente y su interpretación jurisprudencia nacional e internacional, el apartamiento del Juez sospechado".
  
"Las apariciones del Juez en los medios tuvieron como centro el exteriorizar una posición indudablemente acusadora contra los imputados, en tomar el lugar del Fiscal, y también incluyeron además el adelantamiento de actos procesales (prejuzgamiento) sin que todavía tuviera el Juez la convicción probatoria necesaria para dictarlos, mucho menos para anticipar que lo haría", agregaron en el escrito.
  
Como prueba, citaron las declaraciones del juez Oyarbide, las cuales constan en "los registros obrantes en la página google on line", las cuales dan cuenta de su "convicción" de que Zanola y Aballay, "están vinculados estrechamente a la mafia de los medicamentos, promoviendo ahora la intervención de la Obra Social, aunque  no encontraron medicamentos falsos de ninguna especie".
  
"Todas esas manifestaciones, resulta obvio decirlo, no son propias de un Juez de la Constitución al que le ha tocado en suerte llevar adelante el juzgamiento de estos hechos", concluyeron.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 03:38
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 03:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial