El pequeño héroe fue recibido con honores por sus amiguitos

El niño que la semana pasada salvó a su padre, tras sufrir un accidente, ayer volvió a clases y sus compañeritos lo homenajearon. Mirá las fotos del momento.

San Juan. Axel volvió a ponerse el delantal y a cargar su mochila para volver a la escuela, luego de la intensa semana llena de fuertes emociones, vivida cuando el miércoles pasado él y su padre sufrieron un accidente en la camioneta en la que viajaban.

El hombre quedó insconciente en un costado de la ruta 20 en la provincia de San Juan, en tanto que su hijo permaneció a su lado y pidió ayuda.

Ayer por la mañana, el nene volvió al jardín de infantes del colegio Juan Ignacio Gorriti. Y fue recibido con carteles, dibujos de sus compañeros del jardín y un regalo de ellos y su señorita. Y en la reja de entrada había un letrero enorme que decía "Bienvenido, héroe".

"Cada vez que va a la escuela los chicos lo esperan y gritan «¡A-xel, A-xel!». Imaginate cómo lo van a recibir ahora cuando vuelva", presagiaba Yésica, la mamá, el sábado pasado. Y no estaba equivocada: ayer por la mañana, sus compañeros lo esperaban alegres y ansiosos.

Unos 15 minutos antes de las 9, horario en que los niños entran al jardín, las mamás se reunieron con la maestra y comenzaron a pegar los carteles de bienvenida para Axel. "Los chicos están muy contentos porque vuelve. Yo les expliqué lo que le había pasado a su compañerito", comentó Sandra, la señorita del jardín, mientras pegaba los dibujos que hicieron los niños para Axel y manitos pintadas con el nombre de cada uno. "Ayer hablamos de la familia y teníamos que hacer un dibujo. Jesús, uno de los chicos, dijo «yo quiero dibujar a Axel», y todos estuvieron de acuerdo", dijo la maestra.

Los niños sólo saben escribir su nombre y los de algunos integrantes de su familia. Pero todos se preocuparon por aprender a escribir "Axel" para poder agregarlo al dibujo.

Esta vez no lo pudo llevar su papá a la escuela (como lo hace usualmente), porque está en reposo en su casa desde el lunes pasado. Pero lo acompañó su mamá. La timidez de Axel al pasar el portón de entrada sorprendió a todos. Pero, poco a poco, el nene comenzó a relacionarse nuevamente con sus compañeros, que le ofrecieron una canción de bienvenida y no se despegaron de él durante toda la mañana. Además, le regalaron una pulsera con su nombre grabado, para que guarde de recuerdo. "Fue un momento difícil lo que pasó, pero hay que rescatar y recordar la valentía de Axel", explicó la maestra.

Después, la seño contó un cuento y, más relajado, Axel volvió a reir junto a sus compañeros, que le mostraron orgullosos los dibujos que le habían hecho. El broche final se dio a la hora de salir de clases, cuando el nene tuvo el honor de arriar la bandera junto a una compañera.

Fuente Diario de Cuyo.
Opiniones (1)
18 de diciembre de 2017 | 20:24
2
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 20:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me alegra ver que hay semillas potables todavía, es responsabilidad de nosotros los adultos alentar este tipo de actitudes, ojalá que muchos aprendamos de esta valentía ante la adversidad y de no quedarnos con los brazos cruzados.--
    1
En Imágenes