Insólita discusión antes de realizar un disparo mortal

General Roca, Río Negro. "Che, qué onda... ¿Te la aguantas vos?". Esa habría sido la breve frase que pronunció el propietario de una despensa, quien está sospechado de asesinar a Carlos Montesino en la puerta del local que se encuentra en barrio Nuevo de Roca.

El sangriento hecho ocurrió el domingo a la madrugada y se aguarda que el único detenido sea trasladado a tribunales para declarar ante el juez Emilio Stadler.

Fuentes cercanas a la investigación explicaron ayer que todo comenzó en las puertas de la despensa ubicada en Urquiza al 4.100. Tres jóvenes, entre los que se encontraba un menor, terminaban de comprar en el negocio -propiedad de Milton Prado- hamburguesas y huevos. A esa hora, los hermanos Carlos y Ariel Montesino pasaron por el lugar y entablaron una insólita discusión con los clientes.

Fue allí -siempre siguiendo el relato policial- que tomó intervención Prado, quien habría consultado el motivo de la discusión.

Un cruce de palabras con los hermanos Montesino fue el detonante. En cuestión de segundos, y según contaron los testigos, el almacenero ingresó al local y salió con una pistola "muy parecida" a una 9 milímetros. Efectuó varios disparos. Uno dio el suelo pero otro impactó de lleno en la pierna izquierda de Carlos, provocando una lesión en la arteria principal. Un tercer proyectil habría rozado la cabeza de Ariel, sin provocarle una herida considerable.

Como pudieron, los hermanos de 22 y 25 años escaparon del lugar y fue a poco más de cien metros que una ambulancia los encontró. Carlos fue trasladado al hospital pero la herida le provocó una hemorragia que terminó con su vida.

Dos de los testigos ya habían prestado su testimonio mientras se aguarda a que el menor lo haga esta semana.

Hasta el lugar del crimen llegó personal de la Unidad 21 y también de la Brigada de Homicidios que en pocos minutos identificó al supuesto atacante. Prado fue detenido recién pasadas las 8:30 en medio de un operativo montado por la propia policía en su casa particular. Finalmente y con la intervención de su madre, el sujeto de unos 30 años, se entregó a los policías.

Tanto Prado como los hermanos Montesino cuentan con amplios antecedentes.

Fuente Diario Río Negro
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 01:49
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 01:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial