Encuentran asesinado en un pozo a un locutor que estaba desaparecido

El locutor entrerriano Gabriel Insaurralde fue hallado hoy muerto en un aljibe cercano a su vivienda, en Paraná, Entre Ríos, ocho días después de su desaparición, que motivó un operativo de búsqueda por parte de policías y bomberos.

El cadáver estaba a unos seis metros de profundidad y, si bien no presentaba signos de violencia, la justicia investigará si se trató de homicidio, accidente o suicidio, aunque sus familiares descartan esta última posibilidad.

Bomberos encontraron esta tarde el cuerpo en un aljibe en desuso, a 200 metros de la casa que ocupaba el locutor, de 41 años, y que trabajaba en LT 14 Radio General Urquiza.

El cuerpo se encontraba flotando y desde el borde del pozo tapado con malezas se podía apreciar una de las manos del cadáver.

El cuñado de Insaurralde, Marcelo Suárez, que reconoció el cadáver, dijo que el locutor estaba vestido con un pantalón y zapatillas, pero con el torso desnudo.

Suárez sostuvo que Insaurralde "no tenía enemigos o problemas" y la hermana de la víctima, María Elena, afirmó que la desaparición de Insaurralde "no fue por cuenta propia". "El adoraba su trabajo, no hay razones para dejarlo así como así", aseguró.

El periodista fue visto por última vez el domingo de la semana pasada, luego de una reunión con amigos que mantuvo en su casa y desde entonces dejó de concurrir a su trabajo en la radio, donde estaba a cargo del turno trasnoche.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 20:17
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 20:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes