Deportes

Cáceres no duda en gritarle un gol a River si le toca convertir

El zaguero de Boca Juniors Julio César Cáceres dijo que si le convierte un gol a River, su ex club, lo gritará porque “no siempre se puede marcar en un superclásico”.

“Si tengo la fortuna de convertir lo voy a gritar, con el debido respeto a la hinchada de River, pero lo voy gritar, porque no siempre se puede marcar en un superclásico”, señaló el defensor paraguayo en declaraciones a Télam.

“Desde que ganamos tres partidos seguidos se nota otro clima en el equipo, hay mas confianza y por eso creo que llegamos mejor al superclásico, pero como todo partido de estas características, ninguno de los dos es favorito”, comentó Cáceres de cara al choque de mañana.

El defensor del seleccionado paraguayo, quien llegó a Boca el año pasado proveniente de Tigres, de México, se refirió también a las críticas que se le realizan por su desempeño en la última línea xeneize.

“Ocurre que a veces uno comete errores quizás porque jugamos un poco más separados entre los defensores, debido a la vocación del equipo por ir siempre para delante”, resaltó.

“Por ahí quedamos desprotegidos, pero todo se puede solucionar, eso se habla y de hecho en la semana lo estuvimos trabajando”, agregó.

Cáceres comentó que en el caso de las pelotas paradas “se asignan determinadas marcas” de los jugadores rivales “y se habla permanentemente para no dejarse anticipar”.

“La idea es que a la hora de saltar, cuando viene un centro aéreo, lo hagamos con la máxima actitud posible. Debemos tener siempre los ojos abiertos para saber dónde caerá el balón y rechazar de inmediato”, reveló.

“Nosotros sabemos que en la defensa se juega muy al límite y que enfrentamos a delanteros con mucho oficio, por eso esta semana nos mentalizamos para estar muy atentos, no dejar nada librado al azar, que cada uno sepa donde está parado el otro y si es posible mantener el arco en cero”, remarcó.

Cáceres- nacido el 5 de octubre de 1979 en la localidad paraguaya de San José de los Arroyos- se inició en el club Olimpia, donde fue campeón del torneo de su país, la Copa Libertadores de 2002 y la Recopa Sudamericana 2003.

Participó en el Mundial 2002, y luego fue transferido al Nantes, de Francia, pasó al Mineiro, de Brasil, y en 2006 llegó a River Plate, donde fue su capitán, posteriormente se fue al Gimnástic de Tarragona, España, para luego emigrar hacia Tigres, de México.

En 2008, pedido por el entonces entrenador Carlos Ischia, y luego de una extenuante negociación con los dirigentes del club mexicano, Cáceres llegó a Boca donde se consagró campeón de la Recopa Sudamericana y el torneo local.

“Desde que llegué a Boca me di cuenta de que es un club excepcional, todo se agiganta, cuando ganamos o cuando perdemos, por eso me siento cómodo en este club y pienso brindar todo de mí para el superclásico”, apuntó.

En los últimos días surgió el rumor de que podría irse a España, ya que tiene ofrecimientos del Real Mallorca y Valladolid, además del Schalke 04 de Alemania, pero Cáceres sostuvo que en Boca se encuentra “muy cómodo”.

“Es cierto que tuve ofertas para ir al exterior en el comienzo de este segundo semestre”, comento refiriéndose a una propuesta que le llegó de Arabia Saudita,

“En ese momento consideré que debía seguir en el club, porque acá siempre hay objetivos muy lindos y cuando llegue fin de año veremos que pasa”, concluyó.
En Imágenes