Micro chileno se despistó y casi cae a un profundo barranco en Villa Langostura

Un micro chileno casi cayó desde una altura aproximada de unos 100 metros a un barranco con todo el pasaje en su interior cuando se desbarrancó en una ruta en el sur de Neuquén. El ómnibus quedó con su parte delantera suspendida. Los ocupantes debieron ser rescatados por la Gendarmería Nacional Argentina.

Un ómnibus chileno, con 14 pasajeros a bordo, se despistó cuando transitaba por una ruta del sur de la provincia de Neuquén, quedó con toda la parte delantera suspendida en el aire y estuvo a punto de caer a un profundo precipicio de más de 100 metros.
  
Los ocupantes del micro debieron ser rescatados por personal de la Gendarmería Nacional, que colaboró para sacarlos por las ventanillas del ómnibus, ya que la parte de la cabina del vehículo había quedado fuera de la ruta, suspendida en el aire.
  
El episodio se produjo ayer por la mañana, a metros del Mirador del lago Espejo, cerca de la localidad de Villa La Angostura, informaron voceros de la Gendarmería Nacional.
  
De acuerdo con lo señalado por la prensa local, gracias al guard-rail de contención el ómnibus no cayó por el profundo barranco.
  
Según informó el Escuadrón 34 de Gendarmería Nacional, el accidente ocurrió minutos antes de las 8:00 de la mañana en el kilómetro 73 de la Ruta 231, a unos 12 kilómetros de Villa La Angostura.
  
El transporte perteneciente a la empresa Queilen Bus, de origen chileno, se dirigía hacia el paso Cardenal Samoré con destino a su país.
  
Desde la localidad de Coyhaiuque (Chile) el ómnibus había ingresado a la Argentina y se disponía a cruzar nuevamente hasta la ciudad de Castro, también del lado chileno, cuando se produjo el accidente, según lo señalado hoy por el diario Río Negro.
  
Aparentemente por consecuencia de la lluvia y el estado resbaladizo de la calzada, el conductor perdió el control del rodado al presionar el freno, "colisionando en un primer momento con el paredón del lado izquierdo de la ruta y desviándose posteriormente hacia el lado derecho", según detallaron fuentes de Gendarmería.
  
En el transporte viajaban en total 14 pasajeros junto a los integrantes de la tripulación.
  
El ómnibus, luego de dar contra el paredón de la ruta, chocó contra el guard-rail y lo atravesó, quedando "toda la parte delantera, incluida la cabina, suspendida en el aire".
  
"En esa zona, si llueve, la calzada siempre está muy resbaladiza", sostuvo personal de Gendarmería.
  
Gendarmería puso en marcha un operativo de apoyo para poder rescatar a los pasajeros.
  
Como la puerta estaba en la parte delantera, los pasajeros debieron salir por una de las ventanillas traseras.
  
El personal de Gendarmería dispuso una camioneta por la que, a modo de escalera, bajaron los pasajeros.
  
Luego, el grupo esperó en la Aduana el equipaje y la llegada de otro transporte para continuar el viaje.
  
De acuerdo con lo señalado por el diario, a metros de ese mismo lugar, en abril de 2007, cinco personas fallecieron y siete resultaron heridas tras desbarrancarse una combi turística en la que viajaban.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 13:14
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 13:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes