Todo depende del deshielo: Mendoza vive al día con su recurso hídrico

Más del 90% del agua que consumimos (y derrochamos) proviene de las nevadas. Para OSM, la demora del deshielo de unos días pone en riesgo la provisión para el Gran Mendoza. Todo indica que, si de algo carecemos, es de previsión y de reservas hídricas suficientes. "Vivir al día", así debería llamarse la película sobre el agua en Mendoza, ya entrados en el Tercer Milenio.

A fin de cuentas, estamos finalmente aceptando no sólo que el mundo no es tan grande y ajeno como siempre les resultó a nuestros mayores, sino que también disponemos de recursos que, de ninguna manera, son interminables.

"Vivir al día", así debería llamarse la película sobre el agua en el Gran Mendoza, entrado el Tercer Milenio.

Uno de los recursos, el más vital para nosotros, el agua, claro, corre riesgo en Mendoza y urge tomar medidas al respecto. Para graficar esta situación, bien puede servirnos un comunicado habitual de Obras Sanitarias Mendoza.

Hoy, ante las quejas de algunos vecinos por la baja presión del servicio, la empresa emitió una nota en la que, en un párrafo, refiere: “A esto, debemos agregarle la demora del deshielo en Alta Montaña que aporta agua al Río Blanco, del cual se abastece el Establecimiento Potabilizador Potrerillos, el cual se encuentra produciendo a una tercera parte de sus posibilidades, originando a su vez una baja de las reservas en los centros de Distribución de los Establecimiento Potabilizadores de Alto Godoy y Benegas, por lo que se puedan ver resentidas las reservas con la consiguiente baja de presión en algunos sectores del Gran Mendoza”.

Según esta empresa, hay menos presión y se trabaja a sólo un tercio de sus posibilidades por la “demora del deshielo”.

¿Esto es en verdad así? Hablemos al respecto con un experto en el tema, Ricardo Villalba director del Ianigla (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales) y colaborador de Al Gore en el Panel Intergubernamental para el Estudio del Cambio Climático (IPCC, en inglés).



No problem



Naturalmente, doctor Villalba, llama la atención que para Obras Sanitarias Mendoza, la demora de unos días en el deshielo deje al establecimiento que provee agua para el Gran Mendoza trabajando a un tercio de su capacidad.

“Está bien, pero no tiene que ser necesariamente así, porque si hay atraso en el deshielo, se trata de apenas unos días. En verdad, las grandes nevadas caídas en setiembre dejaron los niveles casi en los valores normales. No debería haber ningún problema con la provisión de agua en la provincia”, inicia Villalba.

El experto nos brinda al respecto un dato clave para entender la situación general del agua en la provincia: más del 90% del agua que consumimos (y derrochamos) proviene de los deshielos: “Si nieva en la montaña, no hay problemas; y si no nieva –como ocurrió en 1968– el calor derrite el hielo de los glaciares y usamos esa agua. Por eso es tan importante cuidar nuestros glaciares y el ambiente periglacial”.

Al respecto, de la presente situación, Obras Sanitaria ha pedido a la población “hacer un uso responsable y racional del agua potable, para evitar que se deban realizar maniobras de recuperación de reservas, originando cortes nocturnos sectorizados”.

Volviendo a Villalba, el científico recordó que “Irrigación ha estimado que las nevadas este años estarán un poquito por debajo de los valores medios. No debiera haber ningún tipo de complicaciones este año”

“Estas últimas semanas han estado más frescas que lo normal y tal vez se haya ocasionado algún retraso, pero no debe tardar mucho tiempo. Son procesos normales y no podemos cargar en esto la culpa de la falta de reservas”, sintetiza.



El aporte de un sancarlino



Daniel Funes, vecino autoconvocado por el agua pura y miembro de AMPAP (Asamblea Mendocina por el Agua Pura) tiene su propia reflexión respecto de la situación del agua en Mendoza y queremos compartirla.

Es la siguiente:

“Se viene haciendo mención al cambio climático y a la "inactividad" mendocina. Sería importantísimo, y por qué no, vital, tener la posibilidad de compartir con todos los mendocinos el trabajo realizado en San Carlos con el tema agua en en lo educativo, en lo cultural y en lo político. La situación hace directa referencia al tema y toma medidas ¡Ya! hacia el interior de nuestro departamento y hacia toda la provincia.

 

 

“En San Carlos, y por impulso ciudadano, sí estamos tomando medidas hacia la adaptación al cambio climático. Nos falta mucho. Pero creemos que estamos varios años adelante del resto de la provincia.

“Infinidad de veces desde los medios y las esferas políticas y empresarias mineras se encapsuló todo el trabajo de oposición a la minería del pueblo de San Carlos sólo en esto como una estrategia de desacreditación, cuando en realidad es mucho más. Es una respuesta anticipada al problema del agua, y creemos con orgullo que estamos un par de años adelante en la concientización del pueblo (principalmente de los niños) y en toma de decisiones políticas al respecto.

“Gracias a Dios, la recepción y percepción del problema de la gente del resto de la provincia, aunque lento por los pocos recursos que tenemos, fueron y son más amplias que las de la dirigencia mendocina. Luego, fuimos teniendo el apoyo de General Alvear, Tunuyán, Tupungato y cientos de mendocinos entre los que hay muchos periodistas y el tema se va instalando.

“En San Carlos, somos concientes de que el principal desafío en el cambio climático será el agua y estamos trabajando en esto desde hace 6 años con medidas de prevención y de adaptación.

“Logramos la ampliación de la reserva Laguna del Diamante como forma de protección del agua y tenemos, desde 2006, una ordenanza municipal (trabajada por los vecinos) que avanza en la protección de glaciares, ambiente periglacial (el “útero de la vida”) y cauces más completa aún que la propuesta por los científicos en la ley vetada por la presidenta.

“También es más amplia que otra reciente en Mendoza, donde se invita a todos departamentos a trabajar en la protección del recurso hídrico provincial y se EXIGE a Guillermo Carmona (secretario de Ambiente), universidades y organismos relacionados al agua y al ordenamiento territorial respetar estas decisiones ya tomadas en San Carlos.

“En esta última letra, logramos incluir argumentación científica de reciente aparición  que respalda exactamente nuestra postura previa.

“Y seguimos trabajando. Sería bueno poder compartir lo que estamos haciendo, por nosotros y por todos”. Firma esta reflexión Daniel Funes.


Finalmente, un video de YouTube que se ocupa del tema:


 

Por todo esto, sentencia final: agua que no has de beber, metela en una pileta, hermano, que mañana tendrás sed.

 

Opiniones (13)
19 de septiembre de 2017 | 13:27
14
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ALGÚN DÍA NOS PONDREMOS DE ACUERDO?
    El título de la nota no es ninguna novedad. Mendoza es por sus características naturales semi-desértica y su superficie cultivada así lo demuestra, el 3,7% de su territorio. Indudablemente que ese 3,7% se ha logrado gracias al esfuerzo del hombre con el sistema de regadío para distribuir el agua de los deshielos. Como famosa quedó la frase del ex-presidente Gorbachov cuando visitó nuestra Provincia y dijo: "Que inteligentes los mendocinos, haber construído la ciudad en medio de un bosque". Ergo, cuando todos los profesionales y científicos reclamaron airadamente por la nueva ley de uso del suelo y ordenamiento territorial-ambiental -aquí cabe aclarar, nobleza obliga, que la UNCuyo, fue la última institución en adherir al reclamo (los colegios de profesionales lo venían haciendo desde oct.2005) digo esto porque la ex rectora luego se pavoneaba de que era su mejor logro el proyecto de ley después aprobado- una, sino la principal premisa del reclamo, era y es justamente el tema del agua. Si consideramos que el 70% de la población está situada en el oasis norte, que en relación inversa tiene un caudal de agua del 30%, se hace indispensable que el desarrollo de la provincia se haga aprovechando el oasis centro (Valle de Uco) y el oasis sur (San Rafael y General Alvear), porque es donde mayores caudales hídricos tenemos. A esto se suma la proliferación en la zona norte de los llamados "barrios privados o barrios parque", que como si estuviéramos en la pampa húmeda, se diseñan con jardines de 500 a 3.000 m2. de parque, más piletas de natación, sabiendo los innombrables empresarios inmobiliarios y sus socios políticos, que cada casa en un barrio privado, es dejar 6 casas humildes sin agua. Le sumamos a ellos el obsoleto sistema de regadío, la falta y renovación de infraestructuras de diques y canales de riego y la estúpidez social cada vez más extendida, más el crecimiento demográfico poblacional y ya tenemos el futuro escrito dentro del marco del calentamiento global. En cuanto a la minería, no voy ha hacer comentarios acá, más allá del uso del agua, pero si es importante destacar, como dice el informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo: "La enorme distancia que separa la pobreza de los valores preservacionistas occidentales no se puede simplemente cubrir con enfoques que apoyan "operaciones comerciales elitistas, al mismo tiempo que remueven las delicadas relaciones existentes entre los niveles económicos, la vida del vecindario, el tejido urbano tradicional y el tejido monumental que hacen cuerpo en él, aunque sea de manera precaria". La conservación puede tener éxito en contextos urbanos si se toman en cuenta las relaciones entre el entorno construído y factores tales como la calidad de la infraestructura urbana (transporte, sistema de alcantarillado, eliminación de la basura, recreación, etc.), el régimen de propiedad de la tierra, el crecimiento y la densidad de la población, el estado del parque inmobiliario, la atención de la salud y la pobreza urbana." Y de paso, tampoco olvidemos que Mendoza es zona sísmica, así que habría que avisarle a nuestros osados emprendedores inmobiliarios, que construir sobre el pedemonte, más allá de aumentar el riesgo de crecientes hacia las zonas bajas en época de tormentas veraniegas, también aumenta el riesgo desde el punto de vista sísmico.
    13
  2. ALGÚN DÍA NOS PONDREMOS DE ACUERDO?
    El título de la nota no es ninguna novedad. Mendoza es por sus características naturales semi-desértica y su superficie cultivada así lo demuestra, el 3,7% de su territorio. Indudablemente que ese 3,7% se ha logrado gracias al esfuerzo del hombre con el sistema de regadío para distribuir el agua de los deshielos. Como famosa quedó la frase del ex-presidente Gorbachov cuando visitó nuestra Provincia y dijo: "Que inteligentes los mendocinos, haber construído la ciudad en medio de un bosque". Ergo, cuando todos los profesionales y científicos reclamaron airadamente por la nueva ley de uso del suelo y ordenamiento territorial-ambiental -aquí cabe aclarar, nobleza obliga, que la UNCuyo, fue la última institución en adherir al reclamo (los colegios de profesionales lo venían haciendo desde oct.2005) digo esto porque la ex rectora luego se pavoneaba de que era su mejor logro el proyecto de ley después aprobado- una, sino la principal premisa del reclamo, era y es justamente el tema del agua. Si consideramos que el 70% de la población está situada en el oasis norte, que en relación inversa tiene un caudal de agua del 30%, se hace indispensable que el desarrollo de la provincia se haga aprovechando el oasis centro (Valle de Uco) y el oasis sur (San Rafael y General Alvear), porque es donde mayores caudales hídricos tenemos. A esto se suma la proliferación en la zona norte de los llamados "barrios privados o barrios parque", que como si estuviéramos en la pampa húmeda, se diseñan con jardines de 500 a 3.000 m2. de parque, más piletas de natación, sabiendo los innombrables empresarios inmobiliarios y sus socios políticos, que cada casa en un barrio privado, es dejar 6 casas humildes sin agua. Le sumamos a ellos el obsoleto sistema de regadío, la falta y renovación de infraestructuras de diques y canales de riego y la estúpidez social cada vez más extendida, más el crecimiento demográfico poblacional y ya tenemos el futuro escrito dentro del marco del calentamiento global. En cuanto a la minería, no voy ha hacer comentarios acá, más allá del uso del agua, pero si es importante destacar, como dice el informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo: "La enorme distancia que separa la pobreza de los valores preservacionistas occidentales no se puede simplemente cubrir con enfoques que apoyan "operaciones comerciales elitistas, al mismo tiempo que remueven las delicadas relaciones existentes entre los niveles económicos, la vida del vecindario, el tejido urbano tradicional y el tejido monumental que hacen cuerpo en él, aunque sea de manera precaria". La conservación puede tener éxito en contextos urbanos si se toman en cuenta las relaciones entre el entorno construído y factores tales como la calidad de la infraestructura urbana (transporte, sistema de alcantarillado, eliminación de la basura, recreación, etc.), el régimen de propiedad de la tierra, el crecimiento y la densidad de la población, el estado del parque inmobiliario, la atención de la salud y la pobreza urbana." Y de paso, tampoco olvidemos que Mendoza es zona sísmica, así que habría que avisarle a nuestros osados emprendedores inmobiliarios, que construir sobre el pedemonte, más allá de aumentar el riesgo de crecientes hacia las zonas bajas en época de tormentas veraniegas, también aumenta el riesgo desde el punto de vista sísmico.
    12
  3. ALGÚN DÍA NOS PONDREMOS DE ACUERDO?
    El título de la nota no es ninguna novedad. Mendoza es por sus características naturales semi-desértica y su superficie cultivada así lo demuestra, el 3,7% de su territorio. Indudablemente que ese 3,7% se ha logrado gracias al esfuerzo del hombre con el sistema de regadío para distribuir el agua de los deshielos. Como famosa quedó la frase del ex-presidente Gorbachov cuando visitó nuestra Provincia y dijo: "Que inteligentes los mendocinos, haber construído la ciudad en medio de un bosque". Ergo, cuando todos los profesionales y científicos reclamaron airadamente por la nueva ley de uso del suelo y ordenamiento territorial-ambiental -aquí cabe aclarar, nobleza obliga, que la UNCuyo, fue la última institución en adherir al reclamo (los colegios de profesionales lo venían haciendo desde oct.2005) digo esto porque la ex rectora luego se pavoneaba de que era su mejor logro el proyecto de ley después aprobado- una, sino la principal premisa del reclamo, era y es justamente el tema del agua. Si consideramos que el 70% de la población está situada en el oasis norte, que en relación inversa tiene un caudal de agua del 30%, se hace indispensable que el desarrollo de la provincia se haga aprovechando el oasis centro (Valle de Uco) y el oasis sur (San Rafael y General Alvear), porque es donde mayores caudales hídricos tenemos. A esto se suma la proliferación en la zona norte de los llamados "barrios privados o barrios parque", que como si estuviéramos en la pampa húmeda, se diseñan con jardines de 500 a 3.000 m2. de parque, más piletas de natación, sabiendo los innombrables empresarios inmobiliarios y sus socios políticos, que cada casa en un barrio privado, es dejar 6 casas humildes sin agua. Le sumamos a ellos el obsoleto sistema de regadío, la falta y renovación de infraestructuras de diques y canales de riego y la estúpidez social cada vez más extendida, más el crecimiento demográfico poblacional y ya tenemos el futuro escrito dentro del marco del calentamiento global. En cuanto a la minería, no voy ha hacer comentarios acá, más allá del uso del agua, pero si es importante destacar, como dice el informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo: "La enorme distancia que separa la pobreza de los valores preservacionistas occidentales no se puede simplemente cubrir con enfoques que apoyan "operaciones comerciales elitistas, al mismo tiempo que remueven las delicadas relaciones existentes entre los niveles económicos, la vida del vecindario, el tejido urbano tradicional y el tejido monumental que hacen cuerpo en él, aunque sea de manera precaria". La conservación puede tener éxito en contextos urbanos si se toman en cuenta las relaciones entre el entorno construído y factores tales como la calidad de la infraestructura urbana (transporte, sistema de alcantarillado, eliminación de la basura, recreación, etc.), el régimen de propiedad de la tierra, el crecimiento y la densidad de la población, el estado del parque inmobiliario, la atención de la salud y la pobreza urbana." Y de paso, tampoco olvidemos que Mendoza es zona sísmica, así que habría que avisarle a nuestros osados emprendedores inmobiliarios, que construir sobre el pedemonte, más allá de aumentar el riesgo de crecientes hacia las zonas bajas en época de tormentas veraniegas, también aumenta el riesgo desde el punto de vista sísmico.
    11
  4. DESDE LOS INDIOS HUARPES HASTA HOY LAS COSAS NO HAN CAMBIADO MUCHO, EXCEPTO QUE AHORA CRISTINA FERNANDEZ OBEDIENTE A LOS RECLAMOS DE LA BARRICK GOLD CORPORATION, VETÓ LA LEY DE LOS GLACIARES. CHE FACCIAMO ?
    10
  5. Yo lo único que se es que pago un servicio todo el año, monopólico por naturaleza o por corrupción, pero hace tres noches no tengo agua y hoy el corte ha sido total en todo el día. Tengo que recorrer casas de amigos y vecinos para buscar una ducha, tengo que comprar agua mineral para tomar y cepillarme los dientes. Esto recién sucede en primavera, que será de nosotros en enero? Porqué carajo el gobierno inepto que tenemos no se pone los pantalones y atina a hacer algo de una vez por todas? YO TENGO SED CARAJO.
    9
  6. Lo invito a medir el caudal de agua del Río Blanco y El arroyo El Salto, y luego opine. Irrigación está con alerta en la zona de Potrerillos, las nevadas tardías no suman- Expliquen bien sino la gente no entiende. El canal Cacique es para riego, por eso no siempre trae agua.
    8
  7. contame de donde sacas esos datos tan exactos por favor. Dejemos de hablar por lo que "escuchamos" e informemonos un poco mejor. No nos comamos el versito de pino-cho solanas (le voto todo a los K pero hablo en contra de ellos y la gilada se come el discursin mientras yo recaudo) gubedial habla de la BASURA QUE TIRAMOS TODOS EN LA CALLE Y TAPAMOS CUANTO DESAGUE HAY, ARRANQUEMOS POR CASA PAPA!. estoy cansado de ver a las municipalidades regando e inundando calles mientras duermen la siesta. quioen no bajo por peltier casi nadando por lo menos una vez por semana??DE LAS MINERAS TODOS SA< AAAHHHH PERO PARA HABLAR DE LAS MINERAS TODOS SOMOS GEOLOGOS< INGENIEROS ETC ETC< PERO DE LO COTIDIANO NADIE HABLA>
    7
  8. las mineras utilizan mas de 100 il litros de agua por dia y la devuelven contaminada con cianuro, GRACIAS A NUESTROS GOBERNANTES Y OJALA BRINDEN CON UN TRAGUITO DE ESA AGUA!!
    6
  9. Tengo 45 años y desde que tengo uso de razon siempre escucho lo mismo cuando llega la epoca primavera verano, que vamos a estar al dia con el agua. Nunca se les ocurre a los ladrones de turno hacer una plan, obras o lo que sea para preveer este problema? En vez de pensar en robar tanto, piensen en hacer mas obras. Si tuvieran la habilidad para hacer cosas, como la que tienen para robar, este pais seria potencia mundial.
    5
  10. Por último y para no aburrir, los mendocinos que tanto amamos esta tierra seca que supimos convertir en un vergel no cuidamos nuestra propia agua. El consumo por habitante al menos duplica el consumo en países del primer mundo, arrojamos basura en acequias y canales, baldeamos con agua las veredas y las piscinas privadas proliferan por Chacras como el dengue. Pagamos el agua por superficie, incluyendo al agro, en vez de por litro consumido y eso permite el derroche. Hasta que esto no se entienda, de que sirven leyes para proteger glaciares que igual se derretiran pero que sus aguas se perderan por la decidia mendocina.
    4
En Imágenes