Deportes

El Milán sorprendió al Real Madrid y lo venció en el Bernabeu

Los italianos ganaron 3 a 2, con dos goles de Pato y otro de Pirlo. Raúl y Drenthe convirtieron para el "Merengue". Entrá a la nota y enterate de todos los resultados de la jornada en la Champions.

El joven brasileño Pato vivió hoy su noche de gloria en el Santiago Bernabéu al conducir con dos tantos a su equipo a la victoria por 3-2 ante el Real Madrid, en un trepidante partido de la tercera fecha de la Liga de Campeones europea de fútbol.

El Madrid se adelantó en la primera mitad por medio de Raúl González, pero el Milan remontó en la segunda con goles de Andrea Pirlo y Pato. El tanto de la victoria lo logró de nuevo Pato a falta de tres minutos para el final, haciendo inútil el 2-2 que había logrado poco antes el holandés Royston Drenthe.

Perdido en la octava posición de la Serie A italiana, el Milan logró hoy su victoria más importante de la temporada y suma ya seis puntos en el Grupo C de la máxima competición europea, los mismos que su rival de hoy.

Una picardía marca de la casa sirvió a Raúl para adelantar al Real Madrid a los 18 minutos de partido, cuando un balón que se resbaló de las manos del arquero Dida llegó a los peores pies posibles para el Milan.

A sus 32 años, el delantero español sigue empeñado en demostrar que dentro del área es cuestión de olfato y no de juventud. Cuando todos miran hacia otro lado, Raúl tiene la mente puesta sólo en el balón y el punto de mira apuntando siempre al arco.

El atacante contó con la inestimable colaboración del portero visitante, pero sólo él se quedó a esperar el error. Granero, que había dispardo flojito desde fuera del área, se había dado la vuelta lamentándose. Y el francés Karim Benzema también se había desentendido de la jugada.

Raúl no. El máximo goleador histórico de la Champions saltó como un resorte al ver el error de Duda, tocó lo justo el balón para evitar al espigado arquero brasileño y marcó con la derecha a puerta vacía.

Una lección para su joven colega en la delantera blanca. Benzema no termina de explotar en el Real Madrid. Durante toda la primera mitad deambuló perdido entre Alessandro Nesta y Thiago Silva, que siempre le ganaron la partida, y dio argumentos a quienes empiezan a dudar de él.

En realidad, todo el Real Madrid tiene aún mucho que trabajar tácticamente. El conjunto dirigido por el chileno Manuel Pellegrini echa de menos a Cristiano Ronaldo, no consigue aún hilar el juego de forma fluida y sigue dependiendo demasiado de la inspiración de sus estrellas.

Además, sufre bajones de concentración que ante equipos como el Milan pueden ser letales. Los "rossoneri" penan en Italia, pero en dos zarpazos son aún capaces de tumbar a cualquiera.

Lo hicieron el domingo ante la Roma y volvieron a hacerlo hoy en el Bernabéu. Pirlo empató el partido en el minuto 62 con un zapatazo desde casi 30 metros que agarró a Casillas desprevenido.

Y apenas cuatro minutos después, Pato puso el 2-1 al aprovechar un error en la presurosa salida del arquero español, que estropeó así su partido número 100 en Champions.

La lluvia caía sobre Madrid, pero el partido adquirió temperatura con la irrupción de un protagonista inesperado, Drenthe. El holandés, un hombre descartado hace apenas un par de meses, deprimido por las burlas de su propia afición, recibió un balón al borde del área, se perfiló a su pierna izquierda y coló el balón en la portería de Duda. Hacía apenas diez minutos que había saltado al campo.

Aún quedaba un cuarto de hora y el partido tenía de repente el sabor de las grandes noches europeas, el recuerdo de la gran rivalidad de los años 80 de los dos equipos más laureados de Europa. Nueve Copas de Europa tiene el Real Madrid y siete el Milan.

Después de una primera mitad desdibujada, Ronaldinho recordó en algunos momentos al jugador que deslumbró al Bernabéu hace tres años vestido con la camiseta del Barcelona. Pero hoy era la noche de Pato.

Casillas pudo detener un primer disparo del joven delantero brasileño, pero no pudo hacer lo mismo poco después con el segundo. El atacante remató sin dejar caer un centro de Clarence Seedorf y puso un 3-2 que supone un balón de oxígeno para su técnico, Leonardo, y devuelve prestigio a un alicaído Milan.

Todos los resultados de la jornada:



¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:00
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016