Deportes

Massa regresa a Interlagos como un "espectador de lujo"

Alejado de la F1 desde julio, cuando sufrió un accidente en Hungría, el brasileño regresó al autódromo de San Pablo, para ayudar a Ferrari en el GP Premio de Brasil, que se corre el domingo.

Festejado por colegas y rodeado por la prensa, Massa, quien ganó el GP de Brasil en 2006 y 2008, admitió hoy que le duele ser solamente un "espectador de lujo" de la prueba del domingo, en la que su única participación será la de bajar de cuadros para recibir al ganador.

"Yo quiero estar en el bólido, especialmente acá. Hubiera sido fantástico. No es fácil quedarme sólo mirando, estar afuera", afirmó el brasileño, quien aseguró que ya se recuperó totalmente del accidente sufrido en los entrenamientos hacia el GP de Hungría y que ahora es "el mismo que antes".

"Yo me siento bien. Me sentiría mejor si estuviera conduciendo el coche, pero mi recuperación ha sido es excelente. Puedo decir que, desde el punto de vista físico, soy el mismo que antes", aseveró.

Massa se manifestó igualmente complacido por su desempeño el lunes pasado, cuando volvió a comandar un bólido de Fórmula 1 en Italia: "Yo traté de forzar (el ritmo). No fui lento, todo fue muy normal".

Pese a ello, aseguró que entiende las razones por las cuales los médicos y la Ferrari optaron por aplazar hasta 2010 su regreso a las pistas: "Puedo hacer todo lo que hacía antes, pero el nuestro es un deporte de riesgo. es mejor esperar hasta que yo esté un 100 por ciento listo. Por eso optamos por esperar".

En su paso por el autódromo de Interlagos, Massa fue saludado por su futuro compañero de Ferrari, el español Fernando Alonso, con quien habló por cerca de diez minutos.

El encuentro, en un ambiente amigable, selló la paz tras la polémica desatada por el brasileño el miércoles pasado, cuando, en una charla con periodistas, se manifestó totalmente convencido de que Alonso, pese a negarlo, sí estaba enterado de la farsa armada por la Renault para beneficiarlo en el Gran Premio de Singapur 2008.

Las acusaciones -a la postre matizadas por Massa, quien afirmó que sus palabras expresaban solamente una "opinión personal"- generaron temor a una "guerra interna" entre los dos pilotos, pero hoy el brasileño descartó esa posibilidad: "Espero que tengamos un gran equipo y que logremos un muy buen resultado el año próximo".

Además de Alonso, el brasileño fue saludado por el inglés Lewis Hamilton, quien le quitó a Massa la posibilidad de título en la última curva del GP de Interlagos del año pasado: "No te he visto desde que desapareciste", dijo Hamilton, quien luego agregó: "El deporte lo hecha de menos".

Ante el mediocre desempeño de su Ferrari en la temporada 2009, Massa sólo tiene ahora una expectativa frente a la prueba del domingo: la de que, al bajar la bandera de cuadros, esté señalando la victoria de su compatriota Rubens Barrichello, del equipo Brown GP.

"Bajar la bandera cuadriculada para él por primera vez sería fantástico. Espero que Rubens pueda luchar por el título", expresó.

La legión de fanáticos del automovilismo brasileños no festeja un título de la Fórmula 1 desde 1991, cuando el fallecido ídolo Ayrton Senna conquistó su tercer campeonato mundial.

En los últimos dos años, Massa llegó al GP de Brasil -en ese entonces la última prueba de la temporada- con opciones de salir campeón, pero en ambas oportunidad sus sueños fueron sepultados ante los triunfos de Kimi Raikkonen, en 2007, y de Hamilton, en 2008.

Barrichello llega a la penúltima prueba como sublíder del Mundial, a 14 puntos del puntero, el inglés Jenson Button, su compañero en el equipo Brawn GP. Si Button llega al podio el domingo, se coronará campeón independientemente del resultado del GP de Abu Dhabi, el último de la temporada.

Para mantener vivas sus esperanzas de coronar con un título la mejor temporada de su larga carrera en la Fórmula 1, "Rubinho" necesita hinchar por que Button no llegue entre los tres primeros y debe sumar al menos cinco puntos más que su compañero de equipo.

Además, no puede permitirse ser superado por el alemán Sebastian Vettel, de Red Bull, quien marcha tercero con sólo dos puntos menos que el brasileño.

Según Massa, Barrichello debe ignorar las posibilidades matemáticas y concentrarse exclusivamente en la carrera del domingo: "Lo único que él tiene que hacer es intentar ganar".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|02:50
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|02:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic