Deportes

España asume que llega a Sudáfrica como gran favorita

No es aspirante, sino favorita a ganar el Mundial.  Es ya un derecho ganado por España no sólo con su brillante juego, que sigue acaparando elogios en todo el mundo, sino también con su estadística impecable de triunfos y con la superioridad que desplega ante cada rival que se le pone por delante. España entró en el Mundial de la forma más ruidosa posible: ganando los diez partidos de la fase de clasificación. El último triunfo fue con una espectacular goleada por 5-2 en Bosnia, que cedió ante el que podría denominarse como "equipo B" de España.

Los elogios de la prensa local son hoy unánimes. "España tiene que ganar el Mundial 2010 porque es la mejor", opina categórico el diario "Marca". "Esos 30 puntos (conseguidos en la clasificación) nos confirman como el enemigo a batir en el Mundial", añade "As".

España se convirtió en la primera selección de la historia en lograr su pase al Mundial ganando diez partidos sin cosechar derrotas ni empates en la fase de clasificación.

Ese pleno -aunque con menos encuentros disputados- también lo consiguieron antes selecciones como la Brasil del 70 (campeona del Mundial de México) y la Alemania del 82 (subcampeona en el Mundial disputado en España).

Cada vez son más quienes se rinden a las virtudes de una selección que enamora por su gran juego y que sostiene la máxima de que jugar bien es el camino más sencillo hacia el triunfo.

"Al éxito de España le avalan las estadísticas, es la selección que más tira, que más pases da, la que más llega a puerta, la que mejor defiende porque casi no recibe goles... Ahora es la selección a batir", reconoció recientemente Radomir Antic, seleccionador de Serbia, que estará en Sudáfrica 2010.

"Es el mejor equipo del momento", declaró hace unas semanas Fabio Capello, el técnico de Inglaterra.

Vicente del Bosque sustituyó a Luis Aragonés como seleccionador al final de la última Eurocopa, conquistada brillantemente por España. Y salvo su decepcionante actuación en la Copa de Confederaciones, en la que quedó tercera, España no ha dado ningún síntoma de flaqueza.

Al contrario, Del Bosque ha apostado por una línea continuista, reforzando todo lo bueno que hizo Aragonés y, si acaso, limando algunos otros detalles. Por ejemplo, Del Bosque elude las polémicas y las concentraciones transcurren con gran placidez.

En esta semana, parte de la prensa avivó una polémica con cinco jugadores que abandonaron la selección por diversos motivos, y algunos críticos acusaron a esos futbolistas de "borrarse". Pero España se exhibió ante Bosnia-Herzegovina con los suplentes y hoy ya nadie se acuerda de aquello. Cualquier fuego se apaga con goles.

Mientras, Del Bosque va añadiendo toques personales con la llamada de nuevos jugadores. Álvaro Negredo, punta del Sevilla, se incorporó a la última convocatoria y el miércoles marcó dos goles, presentando su fuerte candidatura a estar en Sudáfrica junto a Fernando Torres y David Villa.

"Tenemos buenos jugadores, un equipo bien conjuntado, pero hay rivales muy fuertes. Nuestra aspiración es luchar por el próximo Mundial, pero sabemos que es muy difícil. No somos favoritos, pero estamos en el grupo de aspirantes", declaró Del Bosque al término del partido en Bosnia-Herzegovina. Siempre prudente a pesar de las cifras.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:08
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic