Polémica: una mujer admite ser adicta a los abortos

Irene Vila escribió un libro, el cual tituló "Maternidad Imposible". En el mismo relata que es adicta a los abortos, y que ya se practicó más de 15. Además, que con su esposo decidían no tener hijos porque al criarlos el deseo sexual de la pareja disminuye.

Se hizo 15 en 17 años, porque su marido no quería tener hijos porque "mataban el deseo sexual".

Es un tabú para buena parte de la sociedad y es considerado como un hecho traumático en la vida de una mujer. Sin embargo, para Irene Vilar el aborto es una adicción, según relató ella misma en su libro, titulado "Maternidad imposible".

Vilar, una mujer de 40 años descendiente de portorriqueños que vive en los Estados Unidos, confesó en su libro que se sometió a 15 abortos a lo largo de 17 años, en rebelión porque su marido no quería hijos, informó el sitio inglés Daily Mail. El primer aborto que se practicó fue a los 16 años, y a los 33 ya interrumpido 17 embarazos, además de intentar suicidarse.

Hoy en día, Vilar tiene una hija de cinco años llamada Loretta y una de tres llamada Lolita, pero su dura historia despertó críticas y cuestionamientos ya sea desde los llamados "grupos pro - vida", y también desde los "pro - elección".

"Estoy preocupada por mi seguridad y por el 'correo de odio'. Me imagino todas esas cosas como 'asesina de bebés' y podría armar un poster de ideas fundamentalistas", relató Vilar.

La mujer es descendiente de una militante nacionalista de Puero Rico, Lolita Lebron, que fue condenada a pasar 25 años en la cárcel por atacar el Capitolio norteamericano, en 1954, pero perdonada en 1979 por el presidente Jimmy Carter.

La madre de Vilar, en cambio, se tiró de un auto en movimiento cuando Irene tenía 8 años y viajaba con ella en el vehículo conducido por su padre.

Vilar fue una alumna excepcional en el secundario y entró a la Universidad de Nueva York con sólo 15 años. Ahí se enamoró de un profesor que tenía 50 años y ningún deseo de tener hijos porque "mataban el deseo sexual", según decía. Entonces, Vilar dejó de tomar sus pastillas anticonceptivas, según publicó el portal Minutouno.com.

Cuando se producía un embarazo, explicó Vilar, ella se sentía "asustada pero muy entusiasmada". Sin embargo, terminó cada uno de los embarazos porque no quería que la dejara su pareja.

"Obviamente no quería hacerlo una y otra vez. Un drogadicto también quiere parar, pero no puede", se excusó Vilar. "Las mujeres escribieron sobre su anorexia o su bulimia y tratan de explicar qué es lo que mantiene su adicción. Yo trato de hacer lo mismo en mi libro", contó Vilar, quien se casó por segunda vez en 2003 y vive en Denver, Colorado, donde cría a sus dos hijas y a los dos nietos adolescentes de su marido.

 Por estos días, Vilar está preparando sus memorias sobre la maternidad.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 17:43
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 17:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María