Escapó haciendo un boquete en un calabozo de la comisaría 10 de Maipú

El detenido rompió el techo de madera de su celda y logró huir. Tres horas después, los policías de la seccional advirtieron que el preso se había escapado. El grave acontecimiento no fue informado por las autoridades de Seguridad.

A un preso le costó poco y nada escapar de un calabozo de la comisaría 10 de Maipú, sólo tuvo que hacer un boquete en el techo y huir.

La infraestructura en general de las dependencias policiales y la capacidad de custodia de los uniformados, ayudaron a que este escape se produjera, por ello quizás el tema no fue informado por el Gobierno Provincial. El hecho ocurrió el lunes en la noche, pero recién el martes a última hora fue "ventilado" por personal judicial, que aún permanecía molesto por la situación.

Desde la oficina fiscal que funciona en la misma comisaría manifestaron que “fugado” había sido arrestado por un robo simple. Incluso, no hay certezas si la identidad que aportó cuando lo detuvieron sea la real, puesto que se fugó antes de confirmar ésto.

El circuito judicial en el caso de los detenidos, comienza cuando son llevados al médico forense y se le toman las huellas dactilares. Allí se comprueban sus antecedentes y otras instancias.

Este sujeto fue visto por última vez, en el interior del calabozo, alrededor de las 15 del lunes feriado. Los policías fueron a buscarlo cerca de las 18 para que el sospechoso realice el mencionado circuito, pero se encontraron con la desagradable novedad de que el joven había desaparecido del interior de la celda.

Aún atónicos, los uniformados miraron hacia el techo y descubrieron el enorme agujero en el techo. También en ese momento advirtieron las condiciones en las que se encontraba la madera del calabozo ya que al delincuente no le costó romper el techo con sus propias manos.

Una vez conocida la información, la comisaría se alborotó. Era un papelón lo que había sucedido.

Fuentes judiciales consultadas deslindaron las responsabilidades sobre los efectivos de la seccional y cargaron contra la deplorable construcción de la dependencia.

Además del aparente mal estado de los techos de la comisaría, llama la atención que el hecho no fuera informado desde el Ministerio de Seguridad. No se trata de un episodio cotidiano, como el robo de un estéreo, y el detenido sabía que su futuro alojamiento sería la Penitenciaría.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 16:10
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 16:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SE DA CUENTA SR. DE QUE EN MAIPU PASA DE TODO SIEMPRE Y CUANDO TENGA QUE VER CON LA INSEGURIDAD. COMO LE DIJE ANTERIORMENTE, SOLO ES CUESTION DE TIEMPO Y SUERTE. SI UD. VIVE EN MAIPU, TARDE O TEMPRANO LE VA A TOCAR. ES SABIDO QUE EN TODA LA PROVINCIA PASAN COSAS TERRIBLES, PERO MAIPU SE DESTACA.LE DESEO SUERTE
    1
En Imágenes