Wall Street abrió con ligero descenso, tras una semana de pérdidas

La bolsa de Nueva York abrió hoy con un ligero descenso que no invita al optimismo, tras una semana en la que los principales índices registraron importantes caídas vinculadas a la crisis crediticia y su efecto en los grandes grupos financieros.

Minutos después de la apertura de hoy, una sesión en que el mercado de la deuda permanece cerrado por la celebración del Día de los Veteranos en EE.UU., los principales mercados reflejaban el pesimismo de los inversores, de forma que el Dow Jones descendía 23,41 puntos (el 0,18 por ciento), hasta las 13.019,33 unidades.

Dos valores de ese índice, Home Depot y Wall Mart, presentarán mañana resultados, lo que también podría afectar a su evolución durante los próximos días.

En la misma línea, el mercado tecnológico Nasdaq retrocedía 13,15 puntos (el 0,5 por ciento), hasta los 2.614,79, arrastrado por el descenso de 1.988 de las 3.102 empresas que se negocian en esa plaza.

El selectivo S&P 500, donde se agrupan las quinientas mayores empresas que cotizan en el país, también descendía 4,88 puntos en la apertura (el 0,34 por ciento), al colocarse en los 1,448,82 dólares.

Durante la semana pasada, el índice Dow Jones perdió el 4,1 por ciento, el S&P 500 el 3,7 por ciento y el Nasdaq el 6,5 por ciento, aunque en lo que va del año acumulan avances del 4,7, el 2,5 y el 8,8 por ciento, respectivamente.

La revisión a la baja de la previsión de resultados por parte del broker online E-Trade el pasado viernes después del cierre de los mercados influyó hoy en el ánimo de los inversores, que temen que el efecto de la crisis crediticia se extienda a otras empresas, además de los grandes grupos financieros.

Durante la semana que hoy comienza, los inversores estarán muy pendientes de cualquier síntoma de debilitamiento de la economía estadounidense y para ello contarán con la publicación de los datos mensuales sobre ventas minoristas, producción industrial, precios de productor e inflación en octubre.

Ese último dato permitirá a los inversores revisar sus previsiones sobre si la inflación está suficientemente controlada como para que la Reserva Federal baje una vez más los tipos de interés y ayude así a mantener el ritmo de crecimiento económico, pese a los efectos de la crisis hipotecaria.

El martes también se presentarán las cifras de septiembre sobre las ventas pendientes de viviendas de segunda mano y, como cada miércoles, se publicarán datos sobre la evolución de las reservas de petróleo y carburantes, lo que ayuda a anticipar la evolución del precio de los combustibles a corto plazo.

Ambos factores, el precio de los carburantes y la crisis hipotecaria (que ha llevado a una caída del precio de las viviendas en EE.UU.), pueden hacer que los ciudadanos reduzcan su consumo, lo que llevaría a una desaceleración económica.
 
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 03:25
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 03:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho