Deportes

Bielsa buscará confirmar ante Colombia su "revolución" en Chile

El DT de la Selección chilena, a quien los hinchas promueven como santo, presidente y símbolo sexual, ya prometió que no especulará y buscará la victoria en Medellín, pese a que incluso en la derrota los chilenos pueden acceder al Mundial.

El técnico de la selección chilena, el argentino Marcelo Bielsa, deberá confirmar este sábado ante Colombia que su voceada revolución del fútbol local es un hecho, clasificando al país por fin al Mundial de Sudáfrica 2010.

Bielsa, a quien los hinchas promueven como santo, presidente y símbolo sexual, ya prometió que no especulará y buscará la victoria en Medellín, pese a que incluso en la derrota los chilenos pueden acceder al Mundial, pero a la espera de otros resultados.

Aunque Chile ya goleó 4-0 a Colombia nadie exuda optimismo ciego en Santiago, en especial tras el inesperado 2-2 ante Venezuela de local en la fecha doble pasada.

"Ahora debemos demostrar de qué estamos hechos", dijo en tono bielsista el defensa Waldo Ponce, uno de los líderes del equipo, que marcha tercero en las eliminatorias con 27 puntos, cuatro más que su más cercano escolta, Ecuador, a dos fechas del cierre del torneo.

Pero lo cierto es que la eventual clasificación a Sudáfrica 2010 esconde algo más que la existencia de un buen momento futbolístico y un mejor técnico.

El propio Bielsa comentó está semana que le sorprendieron las transformaciones e inversiones en marcha en el balompié local. "Yo creí que el fútbol chileno estaba por debajo de lo que encontré en mi estada acá", reveló.

A su juicio, la mejoría "responde al crecimiento de todas las instituciones, pues todas tienen proyectos de desarrollo serios, realizables".

Bielsa apuntó así a dos procesos inéditos y simultáneos de este deporte en Chile.

Por un lado la privatización en masa de sus clubes, con las consiguientes inversiones, y por otro los cuantiosos recursos destinados por el gobierno en infraestructura deportiva, de hecho los más altos de la historia del país.

El emblema de este esfuerzo es la edificación o renovación de los estadios de las 20 principales ciudades del país, obra impulsada por la presidenta Michelle Bachelet, a quien el técnico rosarino siempre alaba.

"Siempre les he dicho (a mis jugadores) que yo quiero ser a ellos lo que es Bachelet para Chile", confesó en su momento.

Chile con la mesa servida, y tras pasear en las dos últimas eliminatorias por la parte baja de las clasificaciones, disfruta por fin que no depende de otros para llegar a un Mundial.

Y en Chile saben que la mitad de ese logro es de Bielsa, a quien los chilenos creen el mejor ténico nacional de su historia, según encuestas.

Por eso, cada vez que Chile juega en casa, los hinchas aplauden a sus jugadores, pero la ovación se la regalan a Bielsa.
En Imágenes