Vacuna contra la impunidad: la pintora que vuelve a crear sobre la pared violada

La muralista Cristina Pérez, autora del Mural por la Memoria de Godoy Cruz que fue destruído por activistas pro dictadura, comenzó este martes a pintarlo nuevamente. Que lo destruyeran, dijo, "sirvió para saber que estos tipos caminan libremente".

Cristina Pérez creó el Mural por la Memoria de Godoy Cruz y una patota encapuchada y con armas, por la noche (necesariamente tenían que esconderse en las tinieblas) lo borraron todo, dejando consignas pro dictadura.

Hoy empezó nuevamente: en el marco del Encuentro de Muralistas que se realiza en esa comuna, la pintora y música Cristina Pérez porfía –en estos momentos y a lo largo de los próximos días- con sacarle colores a la pared y con pedirle que le hable a los transeúntes.

“Voy a pintarlo de nuevo”, señala, sin resignarse a lo que hoy muestra esa pared ubicada en el medio de dos de las puertas de ingreso a la municipalidad godoycruceña. “Y lo voy a hacer ahora mismo; me voy para allá”, provoca.

No es mucho lo que pide, sólo generar el debate: “Es increíble –nos cuenta, de paso por la redacción de MDZ, antes de partir rumbo a Godoy Cruz- pero en Mendoza hay gente que no sabe que hubo desaparecidos. Piensan que eso pasó, pero que les pasó a otros, en Buenos Aires o en algún lugar lejano”.

La historia, lamentablemente, desmiente esa creencia: en Mendoza la represión fue tan salvaje como en cualquier otro rincón del país en los años de la dictadura. Y cerca de 200 mendocinos continúan sin aparecer.

“Yo estoy convencida –dice Pérez- que una pintura, un mural que exprese un momento de la historia puede movilizar a la gente a pensar, a dudar”. Es eso lo que pretende: generar dudas para, de esa manera, romper con mitos y verdades forzadas metidas en la memoria colectiva tracción a censura y sangre, como nos pasó.

“Con que duden, ya está bien”, sostiene. “Sembrar duda –reflexiona luego- siempre es mejor que silenciar”.

Sintió “bronca”, confiesa, cuando le llegó la noticia a Buenos Aires, en donde reside de manera alternada con Mendoza, de que habían destruido el Mural por la Memoria. “Ahora dicen que nadie vio nada”, ironiza al señalar la cercanía de la zona con la Comisaría Séptima, la custodia del edificio comunal y el alto tránsito que hay sobre esa calle.

En aquel momento los repudios a la violación de su obra se hicieron escuchar desde ámbitos diversos y hasta desde sitios distantes, como lo hizo, desde Alemania, por ejemplo, el ensayista Osvaldo Bayer.

“Pero sirvió”. ¿Cómo?, le preguntamos. Y responde: “Claro que sirvió: sirvió para que nos demos cuenta que estos tipos que lo destruyeron y dejaron los mensajes que dejaron, están caminando libremente por las calles, aunque hayan hecho cualquier cosa durante la dictadura”.

Ingresá a su sitio web.

Opiniones (2)
23 de octubre de 2017 | 09:42
3
ERROR
23 de octubre de 2017 | 09:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. no creo que el mural combata la impunidad, pero sirve para refrescar memorias, y para dar a conocer a los que ignoran lo que paso en esas epocas. un mural no va a poner en el banquillo del acusado a nadie ni menos va a juzgar es otra la funcion q cumple. por otra parte y siguiendo la premisa de que dudar es mejor que callarse, como es que el cronista supo que los vandalos estaban encapuchados y armados cuando despues en la misma nota se pone en evidencia q nadie habia visto nada?
    2
  2. sino cumpliendo y haciendo cumplir las leyes, sea quien sea el acusado y le toque a quien le toque la sentencia. Y eso es algo de lo que, desgraciadamente, estamos a años luz de lograr. Esta señora podrá pintar todo de nuevo y también es posible que los vándalos que destrozaron su obra vuelvan a hacerlo y la historia se repetirá mientras no entendamos que nada ni nadie puede estar por encima de las leyes.
    1
En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017