Una nena de 13 murió intoxicada con monóxido de carbono

La Plata. Una nena de 13 años murió asfixiada con monóxido de carbono, mientras que su  mamá y sus cinco hermanos debieron ser internados con diferentes síntomas
de intoxicación, luego de que un calefactor de su casa se habría apagado mientras estaban durmiendo.

La víctima fue una adolescente llamada María Florencia, quien en el momento de la tragedia estaba descansando en su casa -ubicada en la calle Luis Piedrabuena al 3800 de esta ciudad-
junto a su mamá y sus cinco hermanos.  Por motivos que la Policía Científica está investigando, un calefactor habría fallado, lo que provocó la intoxicación de la familia con monóxido de carbono.

El papá de la nena fue el que encontró a su familia en grave estado, ya que llegó a su casa a las 7:00 de la mañana, después de terminar su turno en el taxi que conduce.   El director del Hospital Materno Infantil, Mauro Constantini, confirmó que cinco hermanos de 2, 4, 14, 17 y 18 años fueron recibidos en el centro asistencial con síntomas de intoxicación
con monóxido de carbono.

 "Tras practicárseles las primeras curaciones se les extrajo sangre para determinar el tratamiento a seguir", detalló Constantini, y agregó: "Cuatro chicos están bien y en recuperación, y un quinto ingresó en estado de sopor, tuvo vómitos, y está más complicado".

El adolescente fue trasladado a una cámara hiperbárica para quitarle la mayor cantidad posible de monóxido de carbono de la sangre, de acuerdo con lo señalado por el diario La Capital de
esta ciudad.  Por otro lado, el médico Martín Gnoni, jefe de guardia del Hospital Emhsa, confirmó en que en ese centro asistencial se atendió a la nena de 13 años y a su madre.

"En las primeras horas de la mañana la menor hizo un paro cardiorrespiratorio, y falleció cerca de las 8:00, en tanto prosiguió con el tratamiento a la madre, ya que tuvo una exposición severa y se derivó a cámara hiperbárica", señaló el médico.  Respecto de la evolución de la salud de la mujer, el médico señaló que "se debe esperar a las próximas horas, aunque no
presentó complicaciones en la guardia".

De acuerdo con lo señalado por el diario, el papá de los chicos volvía de trabajar cerca de las siete de la mañana y fue el que pudo evitar una tragedia aún mayor.  Tocó timbre, pero nadie lo atendió. En ese momento, intentó ingresar a la vivienda por el fondo del terreno y ahí fue cuando escuchó que su mujer gritaba y le decía que no se podía mover.

Desesperado, el hombre logró entrar a la casa por una ventana y encontró a su familia en grave estado.   Enseguida llamó a una ambulancia, pero como le anticiparon que iba a tardar demasiado, cargó a su hija de 13 años en su auto y la llevó hasta el hospital.  Un móvil policial y un vecino ayudaron a trasladar al resto de la familia.

 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:47
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial