Deportes

Los grandes, lejos de la Copa Libertadores 2010

La clasificación para el torneo continental del próximo año, cuando quedan varios partidos para que se definan los seis representantes argentinos, encuentra a River, Boca, Racing, San Lorenzo e Independiente lejos de la pelea.

Estudiantes de La Plata por ser el último campeón de la Copa Libertadores, esa máxima competencia interclubes de la región y Vélez Sarsfield por haber ganado el pasado torneo Clausura 2009, ya están clasificados para la edición del año que viene.

Las cuatro plazas restantes serán para el equipo que se adjudique el presente torneo Apertura y los tres primeros de la tabla acumulada anual, que comprende este certamen y el anterior.

Como esta modalidad es nueva y no contempla la temporada de junio a junio, sino el año calendario, hay varios equipos grandes que quedaron descolocados con la cosecha de puntos, siendo el principal Boca Juniors, que viene de un pésimo Clausura y salvo la victoria de ayer sobre Vélez, tampoco empezó bien pisado este Apertura. 

Así las cosas, estos tres equipos son, hoy por hoy, Colón y Lanús, que acumulan 46 puntos, junto a Huracán que suma 42.

Claro que si bien el faltante es el futuro campeón del Apertura, esto tiene muchas variantes que pueden darles chances, por ejemplo, al que hoy viene por debajo de estos tres conjuntos, Banfield, que por diferencia de gol está por encima de Rosario Central, ya que ambos cuentan con los mismos puntos: 38.

Y las salvedades en cuestión tienen que ver con las posibilidades latentes de que los ya clasificados Estudiantes (45 unidades en la tabla acumulada) y Vélez (cómodo líder con 54) sean los campeones de este Apertura. De hecho los platenses son los únicos punteros al cabo de la séptima fecha.

Si esto ocurre, los cuatro primeros lugares de la tabla acumulada depararán a los futuros participantes de la Libertadores del año del mundial de Sudáfrica, algo que por estos días no resulta cosa de grandes.

El que está más cerca de esa nómina es San Lorenzo (37 puntos), pero el conjunto dirigido por Diego Simeone está simultáneamente embarcado en la Copa Sudamericana, a la que su entrenador le da evidentemente prioridad, ya que por ejemplo frente a Tigre puso un equipo integrado en su totalidad por juveniles y suplentes, aunque finalmente la jugada le salió bien y terminó ganando.

Pero si esto se prolonga en el tiempo y conforme el equipo siga progresando en esa segunda competencia sudamericana, la pérdida de puntos será inevitable en el certamen local y esto reducirá sus chances de clasificarse a la Libertadores, ya que los que están por encima no tiene el perjuicio de la doble competencia.

Después de San Lorenzo, los otros grandes que vienen por debajo son los dos de Avellaneda, Racing Club e Independiente, ambos con 34 puntos, mientras que River Plate suma 32 y Boca Juniors 30.

Pero estas diferencias, que van de los cuatro a los ocho puntos respecto del cuarto de la tabla acumulada según los casos, no son tan sencillas de reducir por un sencillo hecho: en el medio hay otros tres equipos con similares perspectivas y posibilidades que ellos o mejores.

Estos son Gimnasia y Esgrima La Plata (36 unidades), Newell`s Old Boys y Godoy Cruz, los dos con 34.

Por eso hoy les convendría a estos grandes, o a algunos de ellos al menos, que el campeón sea efectivamente alguno de los cuatro de arriba como Colón, Banfield, Lanús o Huracán, aunque en el caso de estos dos últimos esa alternativa aparece bastante improbable, ya que están a ocho y 12 puntos de Estudiantes, respectivamente.

En tanto que lo que menos le conviene es que el campeón sea Argentinos Juniors, que está a un punto del "pincha" en el Apertura pero en la tabla acumulada suma 30, ya que en el pasado Clausura terminó último y sumó a lo largo de 19 fechas la misma cantidad de unidades que ahora cosechó en siete.

Y si bien los 36 puntos en juego hasta la finalización del actual campeonato no son pocos, la tendencia y, sobre todo, los rendimientos de unos y otros, no permiten avizorar perspectivas demasiado halagüeñas para los grandes, con todas las implicancias que supone no contar con ninguno de ellos en una competencia tradicional, histórica, jerarquizada y tan cara al sentimiento de todo el ámbito del fútbol argentino.
En Imágenes