Deportes

Unos 200 ultras atacaron un cuartel de policía en Roma

Tras la muerte del "tifosi" de Lazio por un policía, la represalia no tardó en llegar. El resto de la fecha del Calcio italiano fue suspendida. Mirá el video de una de las barras más violentas en acción.

Unos doscientos seguidores, presuntamente del Roma, han asaltado uno de los cuarteles que alberga al sector móvil de la policía en la capital italiana tras la suspensión del partido de Liga que esta noche tenían que disputar el Roma y el Cagliari tras la muerte hoy de un aficionado del Lazio en un área de servicio.

Según medios locales, un grupo de unos doscientos seguidores, algunos con el rostro cubierto y armados con piedras y bates, se ha encaminado hacia el cuartel de la policía, y allí han prendido vehículos, rompiendo incluso las barreras de protección y cristales del edificio. El ataque ha motivado la inmediata reacción de los agentes del orden en servicio, los cuales se han visto obligados a lanzar gases lacrimógenos y efectuar cargas para evitar la acción de los "ultras".

Dos de los asaltantes, un hombre y una mujer, que llevaban los rostros cubiertos y estaban armados con bates, fueron inmediatamente arrestados.

El incidente tuvo lugar cuando todo hacía indicar que había vuelto la calma a los alrededores del estadio Olímpico de Roma, donde se tenía que jugar el partido y donde se produjeron antes una serie de agresiones de los hinchas romanos a la policía.

A la agresión de los seguidores de la capital de Italia contra los agentes de policía en las cercanías del estadio, según medios locales, también se habrían unido grupos de aficionados del Lazio, rivales del Roma.

Amenazas a los jugadores del Atalanta

Los "ultras" del Atalanta, que finalmente consiguieron su propósito de suspender esta tarde el partido de su equipo ante el Milán, cuando tan sólo se llevaban siete minutos de juego, amenazaron con "episodios graves" de no ser atendida su petición en el estadio Atleti Azzurri d''Italia, en Bérgamo. "Si vuelven a jugar ocurrirá algo grave", gritaron los "ultras" del Atalanta a los jugadores, que se acercaron a la zona de las gradas donde estaban para intentar calmarlos, según indicó el capitán del equipo Cristiano Doni.

Doni, en compañía de otros jugadores del Atalanta intentaron convencer a los seguidores locales del equipo de que depusieran su actitud, que ya había traído consigo el lanzamiento de varias bengalas al terreno de juego y la rotura de una de las vallas acristaladas que separan el terreno del juego de las gradas.

Según Doni, al acercarse a la zona de los "ultras", estos les dijeron que había que parar definitivamente el partido ante la muerte de un seguidor del Lazio al mediodía en un área de servicio de la autopista o, en caso, contrario, se producirían en el estadio "episodios graves". Doni relató esta amenaza al colegiado del encuentro, que 33 minutos después y tras esperar a que se calmaran los ánimos suspendió definitivamente el partido.

Mirá a la barra de la Lazio en acción.

Opiniones (0)
21 de Enero de 2017|03:21
1
ERROR
21 de Enero de 2017|03:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Asistencia del Ejército a los afectados por las inundaciones en Santa Fé
    20 de Enero de 2017
    Asistencia del Ejército a los afectados por las inundaciones en Santa Fé
    La sábana africana bajo la luz crepuscular
    19 de Enero de 2017
    La sábana africana bajo la luz crepuscular