La izquierda de los abismos

Existe una izquierda peligrosa, irritable y adusta. No se me ocurre llamarla de otra manera, me cabe y les cabe “la izquierda de los abismos”, la del manual al pie de la letra, la que quiso y quiere, ilusoriamente, todo ya. ¡Socialismo ya! ¡Revolución ya! ¡Fuera el imperialismo ya! ¡Por un gobierno de los trabajadores ya! Y como las sociedades se desarrollan a través de “procesos”, exigir ya, es una invitación al precipicio.

A veces se parece tanto a la derecha que desconciertan sus tomas de posición o posesión. La derecha pide ¡Mano dura ya! ¡Hay que matar a los delincuentes ya! “No sé lo quieren, pero lo quieren ya” (perdón Luca por la deformación). Es la izquierda que habita las universidades para cooptar milicianos fundamentalistas, a la que le calienta un carajo la institución educativa y, que por ello, van por su destrucción en términos de resistencia  antiburguesa, porque la universidad, para ellos, es un aparato burgués maldito (como si un aparato burgués no estuviera atravesado por contradicciones, es decir, luchas a su interior por el rumbo de la misma). Malos recitadores, mejores religiosos con sus hábitos, consecuentes con su folleto.

Desprecian a las masas porque desatienden en definitiva sus tradiciones, sus liturgias, sus épicas jornadas memorables de emancipación (para ellos no existen San Martín, Moreno, la montoneras del interior). Son difíciles, diría mejor, imposibles. Van como autómatas a denunciar a los cuatro vientos los contubernios del sistema que los oprime. Sin embargo, muchos, pero muchos de sus militantes, desarrollan su vida en la quinta sección, al amparo de sus burgueses padres. Es paradójico. Son tipos que vivirían en huelgas permanentes, de eso no salen sus consignas. Impulsan paros y no saben que, alguna vez, hay que salir de ellos. Porque como indican muchos teóricos que la vivieron en su práctica, o muchos militantes que la caminaron en sus luchas, “hay que saber entrar en los conflictos pero también saber salir de los mismos”, para evaluar los logros y capitalizar las experiencias de organización. En fin, acumular poder social y popular para la próxima. Les recomiendo especialmente algunos textos de formación política de la teórica chilena Marta Harnecker (“Enemigos, aliados y frente político” y “Conceptos elementales del materialismo histórico”)

Esa izquierda tiene agudizado el olfato, mucho más que el sentido del tacto. Sabe cuando hay que acicatear donde brota un hilo de sangre. Pero cometen el error de envalentonarse sin destino y no la dudan. Recuerdo cuando esa izquierda le repartía panfletos a los policías en la puerta de las comisarías para que se sindicalizaran, hace como década y media. “Compañeros policías” decían. Cosas de locos. También recuerdo a esa izquierda que no quiso votar en el parlamento en contra de la ley de obediencia debida y punto final porque era una actitud oportunista del sistema político. Y se abstuvieron. ¿Cosa de locos?

Desprecian la democracia burguesa en bloque. No aprendieron nunca que sin la democracia burguesa las cosas se ponen peor; aunque claro está, con la democracia burguesa nunca alcanza. “Mientras peor, mejor” es el lema. Para esta discusión les recomiendo “Estado, poder y socialismo” de Nickos Poulantzas. Especialmente el capítulo que versa sobre ¿Qué es el Estado? Y un clásico ya de la teoría desde la periferia, escrito por el marxista egipcio Samir Amin “La desconexión”. Es que tienen una noción del poder tan minúscula que rechazan toda experiencia política popular. Rechazaron todas las revoluciones que se produjeron en el siglo XX. Por eso de ellas los echaron. Son tipos a los que se los vio el año pasado en las marchas de las cacerolas en apoyo al lockout patronal, porque creían que nos encontrábamos en una “situación pre-revolucionaria”. Donde el sujeto agrario, el campesinado laburante, podía llegar a tomar las riendas del conflicto y dar el gran golpe, la gran asonada al poder y pedir la socialización de las tierras. Vivaban a De Angeli, a Buzzi, y a su pesar, se comían la Mesa de Enlace como agrupamiento táctico para desbarrancar a la Sociedad Rural del poder e ir por más. Esa “izquierda de los abismos” hoy está atomizada en mil pedazos, agrupaciones dispersas, nunca prestas al dialogo frentista y popular. Allá ellos. Acá el pueblo. El abismo los tracciona.
Opiniones (13)
13 de diciembre de 2017 | 06:58
14
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 06:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo que me hubiese gustado publicar, palabras más palabras menos. A veces me quedo en el pasillo mirándolos, y... si esa es la izquierda jóven, me quiero morir. Ellos tendrían que ser el ejemplo de un cambio; pero gritan y piden sin leer, sin comprender que las cosas la mayoría de las veces son más profundas y complejas. Samir Amin, un genio. Hace unos días alguien de la izquierda vestido con una campera adidas, no de las azules comunachas, sino de las más exclusivas y con una gorra también adidas puesta de costado, gritaba a toda voz viva el PO, viva el PO... tal vez tendría que empezar por ver quiénes, y cómo es un obrero, porque nose desde la 5ta ´cuánto pude conocer
    13
  2. Pensamiento salvaje y el quincho del gordo, imperdibles Lo que me hubiese gustado publicar, palabras más palabras menos. A veces me quedo en el pasillo mirándolos, y... si esa es la izquierda jóven, me quiero morir. Ellos tendrían que ser el ejemplo de un cambio; pero gritan y piden sin leer, sin comprender que las cosas la mayoría de las veces son más profundas y complejas. Samir Amin, un genio. Hace unos días alguien de la izquierda vestido con una campera adidas, no de las azules comunachas, sino de las más exclusivas y con una gorra también adidas puesta de costado, gritaba a toda voz viva el PO, viva el PO... tal vez tendría que empezar por ver quiénes, y cómo es un obrero, porque nose desde la 5ta ´cuánto puede conocer
    12
  3. Pero como no te vas a poner así como loco con tantas injusticias? Y con más razón los jovenes que tenemos muchas energías. Ver la siguiente nota en este mismo diario: http://www.mdzol.com/mdz/nota/163457-Breve-relato-histórico-de-cómo-se-formó-el-primer-capitalismo-de-amigos/
    11
  4. Mellisa querida una cosa es lqa actitud asumida por el socialismo en Diputados que aún en disidencia le arrancó modificaciones a la Ley de Medio AV y la otra es oponerse por oponerse sin aportar la contrapropuesta y quedarse a debatir y la UCR girada a la derecha obra así así como obraron los troskystas apoyando a la Rural. Si los K chorean a la justicia y listo, no me interesa el color del gato mientras cace ratones
    10
  5. EL VIENTO O LA VELETA Armando Tejada Gomez Como el mundo es redondo se aconseja, no situarse a la izquierda de la izquierda, pues, por esa pendiente , el distraído suele quedar de pronto a la derecha. Se han dado casos. Se repiten tanto en estos tiempos de confusa urgencia, que el que quiere cambiar la flor de mano debe ejercer la ciencia y la paciencia. Pero no en breves raptos o relámpagos ni a palos con el águila agorera, tampoco en conversadas salamancas de sexo y saxo y de pilosa niebla. Esas raras maneras del hartazgo suelen ser distracciones pasajeras, síntoma tipo de que el ocio endémico sustituye la historia por la histeria. Hay que ser consecuente con la furia!! Escoger entre el viento o la veleta.
    9
  6. Todos le hacen el juego a la derecha salvo el gobierno socialista de nestor kirchner. Toda esta nota (muy buena por cierto) quiere justificar la otra pata de la maldad, esos que cuando acompañan son los aliados de centro-izquierda y cuando no, son estúpidos, imberbes, y mercenarios de la derecha. O sea... ahora operan en bloque también contra la izquierda que no acompaña, la idea es como sea desacreditar cualquier voz disidente. Si querer recordar pasado, como el voto de la ley que terminaba con la obediencia debida y punto final, o la dictadura o el menemismo para desacreditar, buscate info de nestor en los 70 y en los 90, de cómo amasó guita y poder, que puede ser más interesante que hablar de unos vagos universitarios que van a militar y a quitar bancas a los que realmente quieren hacerlo.
    8
  7. "Allá ellos, acá el pueblo", es la síntesis más adecuada para describir estos grupos que de izquierda no tienen nada más que cierta liturgia combativa de la que luego no se hacen cargo. Podría contar mil anécdotas que me ha tocado transitar junto a esos personajes en la militancia y en el ámbito universitario, pero como bien lo expresa otro forista, sería un comentario de lo más jocoso y la nota es lo suficientemente clara (se me acaba de ocurrir escribir un compilado de las experiencias más desopilantes) No puedo contenerme y voy a contar una. Resulta que en un conflicto sindical (de ésto hace ya 20 años por lo que prescribió todo y no puedo convertirme en "botón" por esa razón) que llevaba más de 10 días de paro y movilización, un delegado (militante "trotskista" según él) planteó que en las movilizaciones ya no había que cantar el himno nacional sino La Internacional porque estabamos a centímetros de la toma del poder (confundiendo quizás a la Casa de Gobierno con el Palacio zarista). No es necesario describir las risotadas que se escucharon en ese plenario. Es que es difícil de explicar semejantes delirios (más cerca del análisis psicoterapéutico que del análisis político). En esos momentos los califiqué de "izquierda onanista" porque mientras todos trabajábamos en asambleas para coordinar la lucha, articular con otros sectores para no quedar aislados, mantener el ánimo militante para que aquella no se cayera y buscando salidas al conflicto -que de todas maneras era sectorial, no involucraba a "todo" el pueblo, porque lo sindical tiene un techo bien definido- éstos llegaban a la tarde -después de la siesta, claro- con el "revolucionómetro" a evaluar la marcha de la gesta emancipadora y a tratar a todos los demás de burócratas, cuando nó "negros peronistas de mierda" ¿quiénes se creen que son?¿qué es lo que creen ser?. Para mí que laburan p'al enemigo ¿qué quiere que le diga don Marcelo?.
    7
  8. Al final estos pibes están tan cerrados en sus dosgmas que terminan haciéndole el jueguito a la derecha que dicen combatir, especialmente para cuando lo de la 125 que se volcaron a favor de la Rural!!!
    6
  9. Se me vino a la memoria cuando estudiaba en la Fac.de Ciencias Políticas y Sociales, no los veías nunca cursando ni rindiendo las materias, eso sí cuando habían asambleas "aparecían". Personajes raros, con su falsa marginalidad copaban la asamblea, querían calentarnos y hacernos tomar las armas siempre. Y lo único que provocaban eran risas.
    5
  10. honesto , veraz y crudo
    es lo que uno piensa pero no se atreve a decir para no ser blanco de estos zurdomilitantes pedorros: Impecable nota.
    4
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California