Martearena deberá investigar al presunto homicida de Micaela Reina

El fiscal especial tiene ahora a su cargo la nueva instrucción contra  el principal sospechoso del crimen de la niña. El acusado quedó prácticamente desligado del crimen. Martearena se habría enojado porque en su momento pidió investigar la causa y fue Iturbide quien se negó a enviársela.

Durante el juicio por el crimen de Micaela Reina (12) se produjo un escándalo judicial;  el principal acusado del homicidio, Apolo Díaz, quedó prácticamente desvinculado e incluso libre por el asesinato, debido a errores en la instrucción que llevó a cabo Alejandro Iturbide, quien en 2007 era fiscal de Guaymallén.

El encargado de iniciar la nueva instrucción contra Díaz es el fiscal especial Eduardo Martearena, quien —según trascendió— se mostró molesto al enterarse de esta decisión tomada por el procurador Rodolfo González, porque cuando ocurrió el crimen pidió investigarlo y se lo negaron.

Aunque el juicio sigue su curso, sólo quedaron el padre y tío de la niña sentados en el banquillo de los acusados.

Apolo Díaz (20), quien está internado en El Sauce y detenido por otros delitos (robos y hurtos), era el principal acusado, es decir, quien la habría matado. Pero toda la investigación en su contra volvió a foja cero por decisión de los jueces de la Quinta Cámara del Crimen, quienes hicieron lugar al planteo de la defensa de Díaz. Las abogadas que representan al acusado sostuvieron que el fiscal Alejandro Iturbide no puso a la defensa (del detenido) al tanto de la extraccíon de sangre para un peritaje de ADN, violando una garantía constitucional.

Los camaristas le dieron la razón a las letradas y todo lo instruido por el entonces fiscal contra Díaz volvió a foja cero. Por ello Alejandro Itrubide, quien hoy es juez de Garantías, publicó un comunicado en la página web del Poder Judicial defendiendo su actuación (ver aparte).

De cualqueir manera el bochorno fue importante en el palacio de justicia, que incluso pusieron al procurador Rodolfo González a tratar de enmendar los errores para que el descrédito sea el menor posible.

Una de las decisiones que tomó fue poner al frente de la instrucción contra Apolo Díaz al fiscal de Delitos Complejos Eduardo Martearena. Lo extraño es que hace algo más de dos años, cuando Micaela fue asesinada, el magistrado pidió la causa para investigar el crimen y se la negaron.

En aquel momento el fiscal Alejandro Iturbide pidió continuar (como sucedió) la pesquisa y el procurador le dio la derecha. Trascendió que ahora Martearena se molestó, no por tener que investigar un caso resonante, sino porque finalmente la investigación recayó sobre él para que arregle el bochorno, siendo que hace dos años no quisieron que Delitos Complejos tomara la causa.

La otra diligencia sumarísima que encabezó el mismo procurador González fue solicitar algunas prendas de la menor que están en poder del Cuerpo Médico Forense de Capital Federal. En esas ropas habría pelos y semen del atacante. El resultado del cotejo de ADN de estos restos con los del acusado, Apolo Díaz, podrían volverlo a sentar en el banquillo de los acusados.

Opiniones (1)
16 de agosto de 2017 | 19:52
2
ERROR
16 de agosto de 2017 | 19:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ahora lo van a poner en este caso -que se merece toda la atención- pero que lo alejará del escándalo Cadillacs. ¡Qué oportuno!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial