Los cuidacoches continúan la huelga de hambre

Comenzaron con la medida hace dos días, luego de que el intendente Víctor Fayad echara a 15 personas que trabajaban en el estacionamiento medido. Aseguran que seguirán hasta las últimas consecuencias.

Los cuidacoches que el intendente de Capital, Víctor Fayad echó, continúan con la huelga de hambre que iniciaron hace dos días frente a la Legislatura provincial.

“Vamos a estar acá hasta las últimas consecuencias”, dijo Alberto Tolosa, representante de los cuidacoches.

Es que la semana pasada, 15 personas que trabajaban para el municipio que comanda el radical fueron despedidas y se decidió comenzar con la huelga.

Además acusan persecueciones y amenazas de parte del personal de la comuna.

Además esperan que la comisión de Derechos y Garantías de Diputados oficie de mediador en este conflicto.
Opiniones (5)
20 de septiembre de 2017 | 10:35
6
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. q pedazo de cagada que son todos estos, los contratas y ensima ni los podes hechar, lo peor de todo es que se rascan a 3 manos y son los primeros que dicen a quien si o a quien no se le puede chorear el estereo ya que un flaco que los cuida me comento como funcionaba. No saben lo que es trabajar de verdad, mi madre labura como docente, esta encargada de la formacion de una persona, cuento con 5 titulos, y se sigue preparando a los 50 años y solo les pagan $1000!!!!! creo que esto no da para mas
    5
  2. Seguro
    Seguro que saldra algun paladin demagogico de la justicia a defenderlos.
    4
  3. Despedir a una persona ya sea porque no se la necesita o porque no sirve, no es ningún conflicto... A buscar otra cosa!
    3
  4. que huelga ni que huelga, estos viven como todos lod dias con mate y pan duro, hacen lo mismo que en sus casas, QUE SE PONGAN A LABURAR Y SE DEJEN DE JODER!!!
    2
  5. Debemos ser el único país del mundo en que los empleados no pueden ser despedidos. Y esto no es defender a Fayad pero cuando en una empresa nadie puede ser despedido esa empresa tiene todo a favor para irse al tacho y si es una empresa pública, los que pagamos los impuestos estamos condenados a mantener a los que sirven y a los zánganos que también los hay en la administración pública.
    1
En Imágenes