Deportes

Chicago, Río, Tokio y Madrid enseñan sus cartas

Río de Janeiro, Chicago, Tokio y Madrid calentaban motores en su lucha por los Juegos Olímpicos de 2016 este miércoles en Copenhague, adonde empezó a llegar un reguero de líderes políticos y figuras del deporte mundial.

Rio de Janeiro, Chicago, Tokio y Madrid calentaban motores en su lucha por los Juegos
Olímpicos de 2016 este miércoles en Copenhague, adonde empezó a llegar un reguero de líderes políticos y figuras del deporte en busca de una influencia que resulte decisiva el viernes.

Dos días antes de que los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) designen a la elegida, la disputa parece decantarse por Chicago y Rio, con los presidentes Barack Obama y
Luiz Inacio Lula da Silva en primera fila, mientras que Tokio y Madrid intentan recuperar terreno.

Chicago acaba de dar por cerrados los desacuerdos financieros entre el COI y el Comité Olímpico Estadounidense (USOC) por los derechos de televisión y marketing que aparecían como su punto negro.

"Todo esto no tendrá efectos negativos", prometía el presidente del COI, Jacques Rogge, zanjando el asunto.

Y la llegada de Obama, que el miércoles envió como avanzadilla a la capital danesa a su esposa Michelle y que hará una visita relámpago el viernes para asistir a la presentación de la
candidatura, ha dado un impulso considerable a las opciones de su cuna política.

Pero Rio no quiere quedarse atrás y lucha con todas sus armas por organizar los primeros Juegos Olímpicos sudamericanos en la cidade maravilhosa, referente turístico de Brasil en todo el mundo, como lo es el legendario Pelé en el fútbol.

"Si tuviera que morir por Brasil, moriría. Si tuviera que morir por el deporte, también lo haría", aseguraba el miércoles O Rey, claramente la principal baza de Rio, junto con Lula, para caldear
el ambiente en los días previos a la esperada elección.

El presidente brasileño, implicado a fondo con Rio-2016 por el que ha abogado en los últimos meses en todos los foros mundiales, aterrizó el miércoles por la tarde en Brasil apostando por hacer historia en el deporte sudamericano.

Copenhague, que se iba convirtiendo en centro de reunión de los principales mandatarios nacionales de las ciudades en contienda, recibió también la llegada de los Reyes de España, Juan Carlos I y Sofía, horas antes de que aterrizara también el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Con él, Lula acordó hace unos días que ambas ciudades se apoyarían mutuamente en caso de quedar eliminadas en las primeras rondas de la votación. Pero el miércoles la entente latina se aguó con el anuncio de que Rio-2016 se había quejado formalmente ante la comisión de ética del COI.

El motivo: unas declaraciones en las que el vicepresidente del Comité Olímpico Español (COE), José María Odriozola, aseguraba que Rio tenía la peor candidatura y que su popularidad se debía sobre todo a una cuestión de márketing al insistir en la ocasión única para Sudamérica de que dispone.

"Son unas declaraciones inaceptables. La opinión de ese señor es lo opuesto a lo que concluyó la comisión de evaluación del Comité Olímpico Internacional en su informe", declaró la
candidadura carioca, teniendo en cuenta que las reglas del COI no permiten a las candidatas hablar de sus rivales.

La consejera delegada de Madrid-2016, Mercedes Coghen, pidió "disculpas" y defendió el "juego limpio" de su candidatura durante la conferencia de prensa en la que la delegación española casi al completo se mostró convencida de llevarse los Juegos porque tiene "la mejor candidatura".

El presidente del COE, Alejandro Blanco, indició en que las dos deficiencias que la comisión del COI reprochó a Madrid en su informe del 2 de septiembre - la legislación antidopaje y el
organigrama organizativo - se resolvieron de cara a la votación del viernes.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic