¿Quién tiene la culpa por dejar en libertad al presunto violador y asesino de Micaela?

Las disputas intestinas que se viven en el Palacio Judicial no pueden dejar a la sociedad como rehén de sus determinaciones. Un tribunal dejó en libertad a una persona acusada de violar y matar a la niña Micaela Reina. ¿Hasta dónde llegará la disputa interna judicial?

Acostumbrados a los flashes de último momento, a los pantallazas superficiales y al escándalo fácil, pocas veces tenemos tiempo de detenernos en la espesura de las cosas.

Si pudiéramos hacerlo, nos embeberíamos de la sustancia y dejaríamos de lado las simples sensaciones del hedor.

Esto nos pasa tanto con cosas comunes, como con cuestiones complejas. De ambas categorías de situaciones se compone la vida diaria; sin embargo, cuando a la complejidad la decodificamos en términos ordinarios cometemos una cadena de errores que, si bien logran satisfacer nuestra necesidad eterna de respuestas taxativas, probablemente pocas veces alcance la condición de “verdad”.

Eso nos está pasando con uno de los temas que más nos conmueven, como es el de la seguridad. Uno de los casos más atroces que hayan llegado a nuestros oídos -en este rubro de preocupaciones- fue el de la violación, asesinato y muerte de la niña Micaela.

Su aparición en una bodega abandonada de Guaymallén sumó una serie de broncas a la mayor de todas: la que provocó el hecho en sí mismo.

Sumidos en el descontento, por lo que todos clamamos en aquel momento, aunque todavía hoy, es por “justicia”.

Habiendo transcurrido dos años de aquella aberración, un caso de abuso despertó los fantasmas y descubrimos que el bodegón sigue sin cerrarse, pero lo harán “en los próximos diez días”…

Además, surgió una noticia: el principal imputado por su violación y homicidio fue dejado en libertad.

Hay algo muy grave en discusión: ¿cómo actuó la Justicia? ¿Por qué liberaron al comprobado violador y asesino de la niña? ¿Quién es el responsable?

Los dictámenes de la Justicia, está claro, no se deciden ni mucho menos, someten, a votación de lectores de un diario.

Sin embargo, hay casos –como este- que llegan tanto a las fibras íntimas que cualquier torpeza, operación, interna, declaración, análisis o afirmación apresurada, pueden alterar el normal funcionamiento de cuestiones fundamentales, ya sea de la sociedad como tal o bien, del propio poder Judicial.

En medio de una disputa interna en la que está sumido el Poder Judicial y de la que al parecer no se escapa nadie, dos años después de que la causa se desarrollara sin cuestionamientos, al momento de llegar a su etapa de debate oral, la Defensoría oficial (aquellos a quien el Estado les paga para defender a personas), le otorga un sorpresivo vuelco a la causa: impugna la prueba de ADN que había determinado la culpabilidad del acusado, la misma que había acreditado fehacientemente que el semen encontrado en la ropa de la niña le correspondía.

¿Había algún error en la prueba de ADN? No, no lo había: todo indica con más fuerza que el acusado podría ser el culpable.

¿Y entonces, cuál fue el problema? Un tecnicismo: la defensoría entendió –y los camaristas le dieron la razón- que, cuando el entonces fiscal Alejandro Iturbide ordenó esa prueba no le avisó al acusado.

Dos años después –repasemos- de que todos los elementos indicaron que el acusado era el violador y asesino (y que nadie objetara esa determinación jurídica), fue dejado en libertad. ¿Por una impericia del fiscal Iturbide o por una picardía jurídica de la Defensoría?

Aquí está el debate planteado. El tipo, está en libertad. La Quinta Cámara del Crimen determinó que así debe ser, al declarar nula aquella prueba de ADN, no porque la máquina haya funcionado mal a la hora de revisar y comparar el semen hallado en  Micaela, sino por un tecnicismo que –ya lo dirán los juristas, hablará la jurisprudencia y debatirán los abogados- resulta absurdo, puesto en la misma balanza con la acusación que pesa sobre el liberado, que hoy camina entre nosotros.

Iturbide, el fiscal del caso que presumiblemente cometió el error de no dar aviso al acusado de asesinato y violación de que su semen iba a ser cotejado por un examen de ADN, es ahora acusado desde los propios Tribunales por una decisión que no tomó: dejar en libertad al reo.

Este hombre –hoy juez de Flagrancias- es uno de los pocos mendocinos que salieron de la UNCuyo con promedio 10 y medalla de oro, y está siendo metido en la moledora de carne por una disputa interna del Poder Judicial de la que la ciudadanía no toma parte, ni le interesa y –de esto hay que estar seguros- no desea.

Aún desconociendo las motivaciones que empujan a hombres y mujeres hacia el borde del precipicio en esa disputa que cada vez se hace más pública y notoria, ante lo que no podemos permanecer impávidos es ante sus consecuencias: hay un hombre al que un estudio de ADN acusa de violar y matar que está en libertad.

El autor: Gabriel Conte es editor en MDZ. Facebook.com/gabrielconte

Opiniones (21)
19 de agosto de 2017 | 01:50
22
ERROR
19 de agosto de 2017 | 01:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Se debería implementar el Juicio por jurados(previsto en constitución y nunca implementado) Y además la sanción penal debería ser al estilo de un instituto psiquiátrico y no represivo como el actual. Si no, que estamos ganando como sociedad? Ahh... cierto venganza, o sea estamos perdiendo todos. Yoel Faura estudiante de Cs Económicas UNC
    21
  2. coincido plenamente . tu pregunta final se responde con solo dos palabras: CAMBIO GENERACIONAL. (oxigenación generacional) eso es lo que se necesita en muchas instituciones de nuestra tierra.
    20
  3. todo lo que se hace, especialmente, en materia penal. Es de locos que sólo se busque la justicia por el lado del inculpado y no se tenga presente que la víctima o sus familiares también deben necesariamente tener justicia. Me parece bien que se corrijan errores procedimentales de Fiscales por parte de las instancias superiores de la justicia, pero esto no debe ser motivo para suspender o anular los derechos de la víctima. Si un Fiscal se equivocó no es culpa de la víctima, entonces no puede ésta padecer la injusticia de ver su derecho vulnerado por un proceso viciado. Lo justo sería declarar nulo el procedimiento viciado realizado por el Fiscal y ordenar en forma inmediata la realización del mismo procedimiento en forma correcta, manteniendo el estatus del acusado, quien tiene sobre sí el peso de una prueba que da semiplena evidencia de ser el responsable del hecho que se le imputa. Va de suyo que un Camarista avesado y que realmente aspira a dictar justicia no sólo verifica que la ley procedimental se cumpla, sino que debe, necesaria, humana y socialmente, velar porque se resuelva el caso desde el punto de vista de la victima y no sólo desde el derecho del imputado. Hasta que los Sres. Jueces no incorporen esta forma de pensar y sólo busquen el enfoque jurídico desde el punto de vista del imputado y la legalidad, seguiremos sin justicia. Es en estos casos donde se pone de manifiesto que nuestro sistema jurídico no es el adecuado para las nuevas sociedades, apareciendo mejor el empleado por los países anglosajones, que sin ser lo óptimo por lo menos se acercan al sentir de la gente con quien comparten el impartir justicia, en tanto que aquí sólo aparecen con responsabilidad jurídica los abogados y los jueces quienes, por simple lógica intelectual, sólo aspiran a ejercer su profesión de la mejor forma técnica pero no infieren que el accionar de la justicia es, además de técnico, un aporte a la paz social y allí fallan (en el sentido de yerro). La justicia actúa cuando los hechos ya han ocurrido por lo que no puede ser utilizada para evitarlos, como tampoco debe ser buscada a los fines de obtener venganza, eso está claro para una sociedad que aspira a ser civilizada, pero no es lógico pensar que la justicia sólo mire la legalidad de los actos procesales sino que debe observar el "todo" del universo jurídico-social para poder hacer su trabajo, que es justamente tomar decisiones que operen como bálsamo, que sean reparadoras del daño moral, que sirvan para la verdadera paz de los hombres que cubren con sus resoluciones y este tipo de decisiones, tal como las aquí comentadas, evidentemente no aportan a la paz social, lo que objetivamente las convierte en injustas. ¿Habrá entre los jueces de Mendoza personas apropiadas para emprender las acciones dentro del ámbito judicial que la sociedad necesita para acercar el Poder Judicial a la gente o sólo seguirán siendo buenos técnicos en derecho?
    19
  4. ...QUE SE EMPIECE A APLICAR LA "MALA PRAXIS" EN LA JUSTICIA Y QUE LOS JUECES Y ABOGADOS PAGUEN DE SU BOLSILLO LOS GASTOS QUE ESTOS ERRORES OCASIONAN. NO SIRVEN LAS DISCULPAS. GANAN MUY BUEN DINERO COMO PARA QUE COMETAN ESTAS BARBARIDADES.
    18
  5. T E R R I B L E ! SIN PALABRAS. DEFINITIVAMENTE LA LIBERTAD DE ESTE HOMBRE ES UNA BURLA AL DOLOR, A LA IMPOTENCIA, AL SUFRIMIENTO DE ESA NIÑA, DE SU FAMILIA...POR DIOS! EN QUE MUNDO ESTAMOS! QUIEN ALGUNA VEZ HAYA TENIDO LA OPORTUNIDAD FUNESTA DE --VER--EL CUERPO DE UNA NIÑA LUEGO DE LAS ATROCIDADES QUE EN EL EJECUTAN SERES SINIESTROS...PUES , SABEN BIEN DE LO QUE HABLO...LO QUE SE SIENTE A FLOR DE PIEL Y A FLOR DEL ALMA...Y SIN PODER ACTUAR EN CONSECUENCIA...mucha ley, muchos leguleyos, mucha perorata para esto!!!
    17
  6. HAY QUE JUZGARLOS CONFORME A DERECHO Y UNA VEZ DEMOSTRADA SU CULPA, HACERLO PÚBLICO Y A LA CALLE. ALGUIEN SE ENCARGARÁ DE LA SENTENCIA SOCIAL. Y SE EVITA QUE ALGÚN JEUZUCHO LO LIBERE.
    16
  7. Estimados foristas, creo que el objetivo está cumplido: era abrir el debate más allá del encriptamiento que estos temas reciben desde su origen. No creo que de estas cosas sólo deban hablar los abogados. Tampoco creo -está claro- que el único enfoque posible sea el jurídico. Y además creo que debe respetarse la opinión de cualquiera, aunque sea diferente. está bueno lo que hace el Dr. Lucio Chávez al firmar con su nombre y no ocultarse en un nick, le agradezco su opinión jurídicamente correcta, pero que no comparto desde el punto de vista del resultado de la aludida "pureza jurídica": muy lindo el librito, pero el asesino quedó suelto y su derecho a defenderse -si bien ha sido respetado- en este caso SI afecta el de los demás. Invito a quienes deseen escribir un artículo de opinión de fondo, con nombre y apellido, participen en la home del diario de este debate.
    15
  8. Conte: para poder opinar en derecho, hay que estudiar un poco, ¿no te parece? En segundo lugar, Iturbide no tuvo promedio 10, chequea tus fuentes, por ejemplo, recuerdo el 2 que se sacó en administrativo I, si mal no recuerdo. En tercer lugar, si 3 camaristas con vasta experiencia decidieron anular todo, es por que algún error importante existió, no???? El fiscal Iturbide tenía dos o tres años de recibido cuando le tocó el caso, y como todo ser humano, puede equivocarse... O debemos pensar que se equivocaron tres camaristas con mucha más experiencia?? Por favor!
    14
  9. ante la inoperancia de la Justicia. No sería raro que aparezca torado por ahí un día de estos. A estas atrocidades nos lleva la "eficiencia" de nuestra justicia. Si mi hija hubiese sido la víctima, yo sabría que hacer. Sólo esperaría el momento adecuado.
    13
  10. Gabriel: desde hace mucho tiempo, todos los desastres que pasan en el país y la provincia son culpa del otro, son parte de la "pasada herencia" que nos dejó el gobierno anterior y por eso, porque nunca nos hacemos cargo de las cagadas que hacemos, la culpa la tienen los demás. Los países a los que les va mejor que a nosotros, los "imperialistas" que viven conspirando contra nosotros y otras maldiciones bíblicas pero nunca la culpa es nuestra. Por último, somos un país con una población de virtuosos que, extrañamente, siempre elegimos a los poquitos corruptos que tenemos. ¿La cachai?
    12
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial