A un año de la desaparición de la pequeña Sofía

En el primer aniversario desde que la niña fue vista por última vez en un camping de Río Grande, familiares y amigos convocaron a una marcha en Tierra del Fuego. La madre de la chiquita lamentó que "no hay nada concreto" en la investigación.

María Elena Delgado, la madre de Sofía Herrera, desaparecida hace un año en un camping de Río Grande, en Ushuaia, lamentó que “no hay nada concreto” en la investigación y deseó que el único detenido, el cuidador del camping donde la niña fue vista por última vez, no sea responsable del hecho “porque eso podría significar que le pasó algo malo”.

Hoy, a partir de las 17, en el primer aniversario de la desaparición de la niña, habrá una marcha que partirá desde la Plaza de las Américas y se dirigirá hasta la esquina de las Avenidas San Martín y Belgrano, en Río Grande.

Delgado señaló que la familia “quiere creer” que Alberto Urrutia, de 74 años, quien cuidaba el camping John Goodall cuando desapareció Sofía, no tuvo responsabilidad en el hecho, “no creo que fue él, porque eso podría significar que le pasó algo malo a la nena”. Dijo que tanto ella como el padre de Sofía, Fabián Herrera, se encuentran “muy mal, porque el tiempo pasa y no hay nada en concreto” en la investigación.

Sofía Herrera desapareció el pasado 28 de septiembre en el camping John Goodall, a 60 kilómetros de Río Grande, en Tierra del Fuego. A pesar de la oferta de recompensas oficiales por más de 200 mil pesos, aún no se aportaron pistas certeras sobre su paradero.

Delgado sostuvo que tanto ella como su marido están convencidos de que la niña “está bien, en algún lugar, tiene que aparecer, y para eso estamos nosotros, para seguirla buscando. Si no estamos nosotros pasa como todo en esta provincia, finalmente no pasa nada; pero nosotros vamos a seguir moviéndonos para que se la busque”.

Sobre la visita del equipo de investigadores del FBI, Delgado señaló que “ojalá sirva para algo, aparentemente ellos están preparando como un informe previo sobre lo que pudo haber pasado” y respondió que ni el abogado de la familia, Francisco Ibarra, ni ella o su esposo, pudieron entrevistarse todavía con los agentes de la agencia estadounidense.

La mujer pidió a la población de Río Grande que los acompañe, “no por nosotros sino por Sofi, porque es ella la que está desaparecida y tiene que aparecer”, concluyó.

Fuente El Argentino
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 16:08
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 16:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México