Deportes

Argentino B violento: problemas adentro y afuera de las canchas mendocinas

En Argentino, tras el cotejo ante San Martín, los hinchas del Boli quisieron abordar a los simpatizantes del Albirrojo y la policía reprimió. Mientras que en Guaymallén, los efectivos y los jugadores de Del Bono tuvieron su tarde negra.

Atlético Argentino y Deportivo Guaymallén fueron los centros de atención el pasado fin de semana, debido a que en sus respectivos encuentros por una nueva fecha del torneo Argentino B, se produjeron desmanes de distinta índole, los cuales son  repudiables desde todo punto de vista.

Muchos se preguntan de dónde sale todo este tema de la violencia en las canchas. Ahora parece que a los argentinos en particular no nos gusta perder por más de tres goles, ni menos por cualquier diferencia sobre la hora del final y ni pensar siquiera si quien gana es el rival de la vereda de enfrente.

El sábado quedó demostrado que aún nos faltan muchas cosas para erradicar este fénómeno que atañe a nuestro querido fútbol. Lo que no se pudo conseguir en la cancha, aquello que quedó sellado con el pitazo final pareció no tener otra explicación que el barbarismo.

Atlético Argentino perdió con San Martín de manera correcta en San José. El Boli no tuvo respuestas para doblegar al Chacarero y cayó sobre el epílogo del cotejo por 1 a 0 con gol de Sebastián Coria.

Y allí el problema principal. La mala jornada de la escuadra de los dirigidos por Leopoldo Luque llevó a sus simpatizantes a encontrar la salida más trágica para sacarse la mufa del mal momento del equipo de calle Mitre.

Cuando el encuentro terminó, la policía tuvo que actuar para contener los hechos que tanto mal le hacen a nuestra sociedad. Con detonaciones de gases, los efectivos hicieron que todos los revoltosos se disolvieran entre las adyacencias del Mauricio Serra.

No había pasado un día y otra vez los hechos agraviantes se hicieron parte principal de un espectáculo deportivo.

Esta vez en Rodeo de la Cruz, con el empate en dos tantos entre Guaymnallén y Del Bono, todo terminó con el peor panorama, ésto producto del mal ejemplo que brindaron jugadores y dirigente del equipo foráneo, aunque los de Mendoza aportaron con su cuota también.

El match tuvo que ser suspendido, porque la gresca producida entre la policía y los jugadores del Bodeguero sanjuanino trajó como resultado 4 personas heridas dentro del campo de juego.

Y el árbitro, sin más remedio que suspender todo para no terminar peor, señaló la mitad de la cancha.

Y en el final de la historia, el desnlace de la bataola terminó con agresiones verbales de todo tipo entre allegados de ambas instituciones, que por suerte para muchos no pasó a mayores.

Que lejos estamos de ser los mejores como nos creemos siempre los de celeste y blanco en el pecho, pero con estas cosas de nuestro fútbol diario estamos más cerca del descenso que de dar la vuelta por el campeonato.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:39
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic