Deportes

Wigan derrotó al Chelsea y el United ya es líder

Liverpool ganó y quedó a tres puntos de los líderes Chelsea -que perdió el invicto luego de seis victorias consecutivas al caer con Wigan- y Manchester United, que logró su quinto triunfo.

El Wigan acabó hoy de manera sorprendente con el invicto del Chelsea, que cayó por 3-1 y cede el liderazgo de la liga inglesa de fútbol al Manchester United, que ganó por 2-0 en casa del Stoke City e iguala a los "blues" con 18 puntos.

El Liverpool machacó por 6-1 al Hull City con tres tantos del español Fernando Torres y también goleó el Tottenham, que venció por 5-0 al Burnley con cuatro aciertos del irlandés Robbie Keane.

El Manchester United es líder por diferencia de goles por delante de un Chelsea que acabó hoy con nueve hombres.

En el último partido de la jornada, el Arsenal derrotó al Fulham 1-0 con gol de Robin van Persie y se ubica en quinta posición, con 12 unidades.

El Wigan se adelantó a los 16 minutos por medio de Titus Bramble, que remató de cabeza tras un córner rápido de Charles N'Zogbia's.

El arquero Chris Kirkland no pudo evitar que el marfileño Didier Drogba igualara dos minutos después del descanso, pero en el minuto 52 el arquero checo del Chelsea Petr Cech cometió penal y fue expulsado por una falta sobre Hugo Rodallega. El colombiano anotó desde los 11 metros y restauró la ventaja del Wigan.

El defensa Ashley Cole salió del campo lesionado, por lo que el Chelsea jugó los últimos minutos con nueve hombres y concedió el tercer tanto en el tiempo de descuento por medio de Paul Scharner.



"No hicimos un buen partido, nuestro rendimiento fue malo y no sé por qué no jugamos bien", dijo Carlo Ancelotti. "Pero estas cosas pueden suceder después de varias victorias", señaló el técnico del Chelsea.

"Tenemos que aceptar esta derrota y mejorar algunas cosas para nuestro próximo partido. El Wigan jugó mejor que nosotros. Estuvieron más organizados y jugaron un buen fútbol. Me sorprendieron. El resultado fue justo", agregó.

Al Manchester United le costó abrir el marcador hasta que el búlgaro Dimitar Berbatov remató un pase de Ryan Giggs a los 62 minutos en el feudo del Stoke City.

John O'Shea hizo el 2-0 al rematar de cabeza una falta botada por Giggs a 13 minutos del final.

Alex Ferguson destacó la inteligencia y el juego de Giggs. "Ryan es importante, hace goles", dijo.



El Liverpool ya es tercero a tres puntos de los líderes tras su goleada de hoy. Torres anotó el primero de sus tres tantos a los 12 minutos.

El brasileño Geovanni empató para el Hull tres minutos después, pero Torres restauró la renta de los "reds" en el minuto 28 con una gran jugada individual. Completó su "hat-trick" al comienzo de la segunda parte con su octavo gol de la temporada.

El capitán, Steven Gerrard, hizo el cuarto y el holandés Ryan Babel y el español Albert Riera cerraron la goleada.

Keane superó a Torres al anotar cuatro tantos para el Tottenham. Jermaine Jenas hizo el otro.

Gabriel Agbonlahor dio al Aston Villa ventaja ya a los tres minutos de juego ante el Blackburn Rovers, pero Christopher Samba igualó en el minuto 24 tras una volea.

El Blackburn se quedó con diez hombres por expulsión de Vince Gella, pero el equipo se llevó el triunfo por 2-1 con un tanto de penal en el minuto 88 convertido por David Dunn.

Un brillante gol de Chung-Yong Lee a cinco minutos del final dio al Bolton Wanderers el triunfo por 2-1 sobre el Birmingham City.

En el primer partido de la jornada, el Portsmouth sufrió su séptima derrota seguida de la temporada al perder por 1-0 con el Everton, lo que supone el peor inicio de cualquier equipo en la Liga inglesa de fútbol desde la Segunda Guerra Mundial.

El francés Louis Saha anotó el único tanto del Everton a los 42 minutos.

El Portsmouth se acerca así al peor récord de todos los tiempos: las 12 derrotas seguidas del Manchester United en 1930-31.

El manager del Portsmouth, Paul Hart, había dicho antes del partido que su equipo sufría por errores absurdos que empañaban buenas actuaciones. Y hoy se repitió el guión.

Lucharon y causaron problemas al Everton, pero a falta de tres minutos para el descanso, Younes Kaboul falló en un pase largo y Saha cabeceó a gol.

Aunque Tim Cahill pudo aumentar la renta del Everton después del descanso, la segunda mitad fue dominada por el Portsmouth con ocasiones de Tal Ben Haim, Aaron Mokoena y Hassan Yebda.

La victoria del Everton estuvo empañada por lo que parece ser una grave lesión de rodilla del centrocampista Steven Pienaar.

El lunes entrará en acción otro favorito al título, el Manchester City, contra el West Ham United.

En Imágenes