Deportes

La cercanía de revanchas empujó a Quiroz para continuar

Luego del encuentro de ayer y tras una larga charla de los dirigentes con el cuerpo técnico se acordó la continuidad del ciclo. Ayer un Quiroz desganado se observó en el estadio. ¿Fue convencido o verdaderamente mantiene las ganas?

Hay varias formas de dar por acabado un ciclo. A veces un entrenador cuya campaña se encuadra dentro de lo aceptable, pero vive una conflictiva situación personal, abandona el barco por distintos tipos de requerimientos. También se van cuando producto de una buena cosecha son tentados para dirigir en horizontes más llanos y mejor pagos. Pero sin dudas que la salida por no cumplir con los objetivos, por la puerta de atrás, es la más dolorosa y con múltiples resultados.

Hay ejemplos de sobra para ilustrar dichas situaciones, y también de sus consecuencias. Repasemos: Chacarita no ganaba en el campeonato hasta que llegó Zielinski en la sexta fecha y terminó ascendiendo. El equipo cambió. En River, Simeone se fue al no tener respuestas dentro del campo, algo que aún hoy con Gorosito se mantiene. De poco sirvió.

Acá, más cerca, el antecedente inmediato mostró a Cacho Sialle haciéndose cargo del Independiente que dejó Trotta y ascendió a la B Nacional. Luego el equipo no rendía y el enroque volvió a producirse. Fuera Sialle adentro Trotta. Terminó la era Trotta y hubo interinato. Todo en búsqueda de un objetivo que nunca llegó y una identidad futbolística que brilló por su ausencia. Lejos de verse impulsada por el hombre que sentado en el banco.

Ayer Quiroz estuvo cerca de dar el portazo. Una charla que se extendió por unos 30 minutos entre los máximos dirigentes Azules y el cuerpo técnico completo así lo insinuó. Y ni hablar de la postura adoptada por Teté quedándose sentado durante todo el partido, como nunca antes había sucedido y no dar ningún tipo de indicación durante el encuentro. ¿Señal de resignación?

Sin embargo la continuidad del entrenador se confirmó y el respaldo llegó desde la dirigencia. El dato de que Independiente nunca echó a un adiestrador no es menor y sí en el conclave llevado a cabo en la zona baja del Gargantini se convenció a Quiroz para seguir o sólo se acordó la unión de fuerzas para salir adelante no lo sabremos. Aunque los rostros desencajados fueron imposibles de ocultar.

Estar en el fondo de la tabla, no haber ganado en seis fechas, haber recibido 16 goles y ser vapuleado en las últimas dos presentaciones invita a cualquier técnico a retirarse. Sin embargo, Quiroz expresó su confianza en el plantel y decidió afrontar el futuro con el semblante de quien sabe lo que quiere. Oponiéndose esto, claro está, a la batería de modificaciones que implementó en el partido ante San Martín y la nula expresión de mando durante el encuentro.

Teté tiene dos finales en pocos días, algo que seguramente ayudó en su decisión y significa para el cuerpo técnico la última gran chance de plasmar en el campo, el juego que en el parque esperan.

Todo por el todo se juega Quiroz y no Independiente. Para él puede ser el final. Para Independiente aún queda mucho por recorrer. Sólo un reordenamiento táctico puede devolverle a la Lepra la esperanza, y darle vida a una dialéctica técnico – jugadores que pende de un hilo. 
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|20:09
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|20:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic