Niños que reciben castigo corporal tienen cociente intelectual más bajo

Esta investigación muestra que si se evita el castigo físico y se corrige de otras maneras, la mala conducta puede lograr que los niños sean más inteligentes, aseguran. Los resultados de este estudio tienen implicaciones importantes para el bienestar de los niños en todo el mundo.

Los niños y niñas que reciben castigos corporales muestran un cociente intelectual más bajo en todo el mundo, según una investigación de la Universidad de New Hampshire presentada hoy en California.

"Todos los padres y madres quieren hijos inteligentes", indicó Murray Straus, autor del estudio y participante en la 14 Conferencia Internacional sobre Violencia, Abuso y Trauma en San Diego.

"Esta investigación muestra que si se evita el castigo físico y se corrige de otras maneras, la mala conducta puede lograr que los niños sean más inteligentes", añadió. "Los resultados de este estudio tienen implicaciones importantes para el bienestar de los niños en todo el mundo".

Straus y Mallie Paschall, del Instituto Pacífico para Investigación y Evaluación, estudiaron muestras representativas nacionales de 806 niños y niñas de 2 a 4 años de edad, y de 705 con edades de 5 a 9 años. Ambos grupos fueron evaluados nuevamente cuatro años más tarde.

Los cocientes intelectuales de los niños con edades de 2 a 4 años que no recibían castigo corporal fueron cinco puntos más altos cuatro años después que los cocientes intelectuales de quienes recibían castigo corporal.

Los cocientes intelectuales entre los niños de 5 a 9 años de edad libres de castigo corporal fueron 2,8 puntos más altos cuatro años después que el de los niños del mismo grupo de edad que habían sufrido castigos corporales.

"Cuán a menudo los padres y madres castigan marca una diferencia", señaló Straus. "Cuánto más frecuente o intenso sea el castigo, más lento es el desarrollo de la habilidad mental del niño".

Straus determinó, asimismo, que el cociente intelectual es más bajo en los países donde es más común el castigo físico de los niños.

Para esta parte del estudio Straus y sus colegas usaron los datos de 32 países sobre el castigo corporal experimentado por 17.404 estudiantes universitarios cuando eran niños.

Straus dijo que el castigo corporal es extremadamente estresante y pude convertirse en una causa de estrés crónico para los niños y niñas que, típicamente, lo sufren tres o más veces por semana. Para muchos de estos niños el castigo continúa durante años.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 02:35
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 02:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial