Europa: pronostican una importante desaceleración económica

Al igual que en Estados Unidos y como consecuencia en gran parte de lo que ocurre en ese país, la economía de la Unión Europea (UE) sufrirá una significativa desaceleración el próximo año.

Así lo reconoció el comisario europeo de asuntos económicos, Joaquín Almunia, al presentar este viernes sus nuevas previsiones para 2008 que vaticinan una caída de 2,2% para la eurozona y 2,4% para la UE.

Admitió, sin embargo, que la situación podría ser aún peor si no se corrige la tendencia alcista del petróleo ya que las estimaciones se hicieron sobre una hipótesis de precio medio del crudo Brent de US$70,6 para este año y US$78,8 para el próximo.

Sin embargo, desde el cierre del informe, el 24 de octubre, el precio del barril llegó a sobrepasar esta semana su máximo histórico de US$95.

Este es uno de los principales factores externos que pueden incidir en la marcha de los 27 países del bloque, que también pueden verse afectados por la evolución de la economía estadounidense y la volatilidad de los mercados financieros y monetarios.

Los anuncios se producen un día después de que el presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, trazara también un preocupante panorama sobre la salud de la economía y la moneda de su país.

"Hay nubarrones en el horizonte", dijo Almunia durante una rueda de prensa en Bruselas, aunque recalcó que la repercusión de los factores externos "será limitada" gracias a la solidez de la economía europea.

También destacó como elemento favorable que la inflación está bajo control, valoró el dinamismo que mantiene el consumo privado y pronosticó la creación de 8 millones de puestos de trabajo en el período 2007-2009.

A pesar de esto, el pronóstico viene a cerrar una semana sumida en la incertidumbre y los malos rendimientos de las bolsas.

Este viernes, en Nueva York, el índice Down Jones volvió a cerrar a la baja en una semana que sufrió una caída de más de un cuatro puntos porcentuales.

Lo mismo ha ocurrido en los mercados de Asia y Europa, mientras los analistas predicen que hay más bancos expuestos a sufrir fuertes pérdidas en el sector de créditos hipotecarios.

Una situación similar se ha comenzado a vivir en Europa, donde algunas instituciones financieras de Alemania y Francia ya están registrando problemas debido a malos resultados en sus inversiones en ese sector.

En Gran Bretaña, Northern Rock se vio forzado a pedir un préstamo de emergencia de unos US$40.000 millones al Banco Central luego de resultar infructuosas sus gestiones para encontrar fondos de respaldo en los mercados financieros.

A esto se han sumado rumores de inestabilidad en otro de los grandes bancos británicos, el Barclays, que llevaron a que sus acciones cerraran con un 9% de pérdidas en la jornada de este viernes.

 
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 14:37
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 14:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia